Sunday, December 4, 2016


TERCER  DOMINGO DE ADVIENTO - CICLO A - DICIEMBRE 11, 2016



Hemos llegado ya a la mitad del Adviento,  al Domingo en que se nos invita al regocijarnos porque el Señor está muy cerca.



PRIMERA LECTURA - Is 35,1-6a, 10

v  De nuevo escuchamos en la primera lectura al profeta Isaías con un mensaje de esperanza y alegría. 

v  En este texto hay como tres partes y en todas ellas recibimos la misma invitación a regocijarnos.

v  Los versos 1 y 2 nos dan una descripción de como la naturaleza manifestará esta alegría de que habla el profeta, florecerá, su belleza será como la del Carmelo, verán la belleza de nuestro Dios.

v  Los dos versos siguientes 3 y 4 son una invitación a cuantos se sienten pequeños, oprimidos, cobardes ante el dolor, los que tienen miedo, los que dudan de recobrar las fuerzas, porque Dios mismo viene para liberarlos.

v  En los versos 5 y 6a se describe lo que pasará a todos estos que hemos mencionado antes, cuando sea realidad la presencia de nuestro Dios: los ojos ciegos verán, los oídos cerrados se abrirán, la lengua que no sabe hablar, cantará

v  El verso 10 es como el final de las obras de teatro en que todos los personajes salen juntos, aquí el profeta Isaías nos repite el tema de la alegría, ahora es una alegría desbordante, regresan los rescatados con cantos, danzas, y termina anunciando que cuando lo que ha anunciado de la presencia de Dios mismo rescatando su pueblo sea una realidad, el dolor y la aflicción ya no existirán más.  

v  En el evangelio se nos anunciará que esta presencia de Dios entre nosotros es Jesús.

v  Cada uno de nosotros puede entrar en su corazón y recordar con gozo el momento en que nuestra vida cambió y entró en ella el gozo y la paz al abrirnos al encuentro del Señor y a dejarle ser parte de nuestra historia personal. 



SALMO RESPONSORIAL:  Salmo 146 

SEÑOR,  VEN A SALVARNOS

El Señor  mantiene su fidelidad para siempre,

hace justicia a los oprimidos

y da pan a los hambrientos.

SEÑOR,  VEN A SALVARNOS

El Señor libera a los cautivos,

abre los ojos de los ciegos

y endereza a los que están encorvados.

El Señor protege a los extranjeros

y sustenta al huérfano y a la viuda

SEÑOR,  VEN A SALVARNOS

el Señor ama a los justos

y entorpece el camino de los malvados.

El Señor reina eternamente,

reina tu Dios, Sión,

a lo largo de las generaciones.

¡Aleluya!

SEÑOR,  VEN A SALVARNOS 

*      Este salmo canta la ternura de Dios y su cuidado de todos nosotros, sus hijos e hijas, los seres humanos de todos los tiempos.

*      El Señor ama al que obra el bien, al que se le parece a Él, y entorpece el camino del que anda mal, y al ver a Jesús entendemos que esta frase del salmo no quiere decirnos que Dios se venga o destruye al malvado, sino que, como buen padre, busca todos los medios, incluso el dolor, para llamar a sus hijos de nuevo a la casa paterna.

*      El Señor reina, amándonos a todos.  

EVANGELIO Mt 11,2-11

Ø  De nuevo tenemos a Juan Bautista en el evangelio de este domingo. 

Ø  Juan ya no está a orillas del Jordán predicando y bautizando 

Ø  Ha llegado el ocaso de este profeta de fuego, no puede moverse, pero su lengua sigue interpelando a Herodes y a todos nosotros.   

Ø  En la cárcel oye hablar de Jesús, y está confundido, no entiende, no es esto lo que el entendió que sería cuando Dios mismo viniese entre nosotros, como hemos leído en el profeta Isaías.

Ø  Cuando Dios viniese iba a confundir, destruir los designios y caminos de los malvados, iba a destruir. 

Ø  En cambio lo que oye de Jesús es diferente, este joven profeta come con pecadores, deja que las prostitutas se acerquen a  él, que las mujeres enfermas lo toquen para sanarse, abraza a los niños, Juan no acaba de entender.

Ø  Al principio cuando bautizó a Jesús estaba feliz porque ya había llegado el que había de venir, pero ahora no está seguro de lo que entendió entonces

Ø  Y envía como mensajeros algunos de sus discípulos a preguntarle a Jesús "Eres tú o hemos de esperar a otros"

Ø  Jesús no le  responde directamente sino que le hace ver lo que está pasando para que Juan entienda que esto es lo anunciado por el profeta Isaías

Ø  Los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos quedan limpios, los sordos oyen, los muertos regresan a la vida, y la buena nueva se anuncia a los pobres.

Ø  Y felices los que no se escandalizan de mi, sino que saben descubrir en mi la presencia del Dios que salva amando o amando salva.

Ø  Cuando los mensajeros se van Jesús hace un elogio de Juan:

v  No es como una caña que se mueve en la dirección del viento, Juan no cambia su mensaje ni su vida aun amenazado de muerte

v  No es alguien que viste ropas finas, su vestidura es de pelo de camello. No viste fino porque las ropas finas las llevan los que viven en palacios y no en el desierto.

v  Juan es más que profeta,  es más, es el profeta anunciado que venía a preparar el camino del Señor

v  y es el más grande de los hijos de mujer, pero el más pequeño en el reino que Jesús anuncia es más grande que Juan. 

Ø  En cada uno de nosotros cuando dejamos al Señor ser rey,  ser quien dirija nuestra vida, sucede todo cuanto Jesús le dice a Juan:

v  Empezamos a ver la realidad, los seres humanos, nosotros mismos de manera diferente, vemos nuestra verdad y por eso iniciamos un camino de conversión

v  Caminamos buscando la justicia y la verdad

v  Nos acercamos a que el Señor nos limpie de nuestra lepra

v  Y empezamos a no sólo ver la realidad en su verdad, sino que tenemos oídos para escuchar el clamor de nuestros hermanos y hermanas que sufren

v  Y aceptamos nuestra pobreza y buscamos vivir pobres con lo necesario para poder escuchar el mensaje de salvación del evangelio.

v  Dichosos nosotros si,  Jesús puede decir que no somos una caña que se mueve de acuerdo al viento, y también dichosos nosotros si,  lo que Jesús predica no es causa de escándalo para nosotros. 

SEGUNDA LECTURA  Stgo 5,7-10

Antes de entrar en el texto de hoy, vamos a decir algo sobre la carta misma:

*      El autor debido a su nombre de Santiago puede ser uno de los tres Santiagos que encontramos en el Nuevo Testamento: los dos apóstoles Santiago el mayor y el menor, sin embargo esto parece del todo improbable. Está el otro Santiago que es llamado el hermano del Señor.

*      Por cierto tiempo esta teoría parecía aceptable, sin embargo después de muchos estudios se ve que esta teoría tampoco puede ser. ¿por qué?

*      Por el lenguaje y estilo literario helenista, es decir griego, así como el uso de la traducción griega de la Biblia en sus referencias. La razón de decir que no puede por estas causas es que siendo judío, aunque seguidor de Jesús,  no hubiese ni escrito así ni usado esta traducción griega de la Biblia.

*      Actualmente se cree que es una obra de un autor no conocido que usó como "pseudónimo" el nombre de Santiago.

*      Los destinatarios son probablemente las comunidades o iglesias esparcidas por Asia y Europa.

*      El estilo literario, aunque se le llama carta, es más bien parecido a los libros sapienciales del Antiguo Testamento.

*      El contenido es una serie de instrucciones sobre la vida y el comportamiento cristiano.  

Veamos ahora el fragmento de este domingo qué nos dice:

ü  El autor invita a la comunidad a ser paciente, y pone la comparación de la paciencia del campesino que espera que lo sembrado de fruto a su tiempo

ü  Invita también a fortalecer el corazón, estar firmes podríamos añadir en la vivencia de nuestra fe, ¿por qué? EL SEÑOR ESTÁ CERCA.

ü  No se quejen unos de otros, la razón es porque el Juez de todos está tan cerca que está a la puerta.

ü  Termina este fragmento con la invitación a mirar a los trabajos pasados por los profetas que hablaron en nombre del Señor.

ü  Todos estos consejos nos ayudan a hacer realidad en nuestra vida lo anunciado por el profeta Isaías y realizado por Jesús.  

EXHORTACIÓN APOSTÓLICA POST-SINODAL AMORIS LAETITIA

PAPA FRANCISCO


97. Sigue el término perpereuotai, que indica la vanagloria, el ansia de mostrarse como superior para impresionar a otros con una actitud pedante y algo agresiva. Quien ama, no sólo evita hablar demasiado de sí mismo, sino que además, porque está centrado en los demás, sabe ubicarse en su lugar sin pretender ser el centro. La palabra siguiente —physioutai— es muy semejante, porque indica que el amor no es arrogante. Literalmente expresa que no se «agranda» ante los demás, e indica algo más sutil. No es sólo una obsesión por mostrar las propias cualidades, sino que además se pierde el sentido de la realidad. Se considera más grande de lo que es, porque se cree más «espiritual» o «sabio». Pablo usa este verbo otras veces, por ejemplo para decir que «la ciencia hincha, el amor en cambio edifica» (1 Co 8,1). Es decir, algunos se creen grandes porque saben más que los demás, y se dedican a exigirles y a controlarlos, cuando en realidad lo que nos hace grandes es el amor que comprende, cuida, protege al débil. En otro versículo también lo aplica para criticar a los que se «agrandan» (cf. 1 Co 4,18), pero en realidad tienen más palabrería que verdadero «poder» del Espíritu (cf. 1 Co 4,19).

98. Es importante que los cristianos vivan esto en su modo de tratar a los familiares poco formados en la fe, frágiles o menos firmes en sus convicciones. A veces ocurre lo contrario: los supuestamente más adelantados dentro de su familia, se vuelven arrogantes e insoportables. La actitud de humildad aparece aquí como algo que es parte del amor, porque para poder comprender, disculpar o servir a los demás de corazón, es indispensable sanar el orgullo y cultivar la humildad. Jesús recordaba a sus discípulos que en el mundo del poder cada uno trata de dominar a otro, y por eso les dice: «No ha de ser así entre vosotros» (Mt 20,26). La lógica del amor cristiano no es la de quien se siente más que otros y necesita hacerles sentir su poder, sino que «el que quiera ser el primero entre vosotros, que sea vuestro servidor» (Mt 20,27). En la vida familiar no puede reinar la lógica del dominio de unos sobre otros, o la competición para ver quién es más inteligente o poderoso, porque esa lógica acaba con el amor. También para la familia es este consejo: «Tened sentimientos de humildad unos con otros, porque Dios resiste a los soberbios, pero da su gracia a los humildes» (1 P 5,5).

BIBLIOGRAPHY:

NOLAN, Albert, Jesus Before Christianity, traducción al español ¿Quién es este hombre?, 1976.

PAGOLA, José Antonio. El Camino abierto por JESUS. 2012.

PAPA FRANCISCO, EXHORTACIÓN APOSTÓLICA POST-SINODAL AMORIS LAETITIA

SCHÖKEL, Luis Alonso, Comentarios en la Biblia de Nuestro Pueblo.  2010.


Sunday, November 27, 2016


SEGUNDO DOMINGO DE ADVIENTO - CICLO A - DICIEMBRE 4, 2016



PRIMERA LECTURA - Is 11,1-10

v  En este segundo domingo leemos este pasaje tan hermoso del profeta Isaías

v  Todo nos habla de un tiempo en que todo será bueno porque brotará un nuevo retoño en el viejo tronco de Jesé.

v  Es decir que se cumplirá aquella profecía hecha a David que su casa, su familia, perduraría para siempre, cuando Dios le dijo por medio del profeta Natan, "Yo soy quien te construirá una casa..."

v  Tiempo de gozo porque Dios no olvida sus promesas

v  Todo el vocabulario de esta lectura nos abre a la vida, a la esperanza, al gozo: florecerá, justicia, eliminación del mal, los gentiles buscarán este retoño, todo será paz en el monte santo.

v  Sobre este retoño, que es Jesús, reposará el Espíritu de Dios con sus dones.

ü  Y por eso no juzgará por lo que digan, sino por la verdad

ü  Hará justicia a los pobres, cosa que es bien extraña entre nosotros los humanos

ü  eliminará el mal

ü  Se ceñirá con la justicia y la fidelidad

v  Y a continuación de presentarnos este vástago, y decirnos lo que hará nos describe una forma de vivir ideal, que nos recuerda el paraíso cuando Dios paseaba al atardecer, es decir cuando se han terminado los trabajos, y conversaba amigablemente con su creatura-hijo-ser humano.

v  En la sociedad que nacerá de la presencia y aceptación de este vástago:

ü  Los contrarios, los enemigos vivirán pacíficamente y amigablemente juntos: comerán, jugarán... sus hijos jugarán y descansarán juntos.

ü  Será tal la paz y la bondad de esta situación que los niños guiarán a estas fieras, mansas ahora, y el bebé podrá jugar junto a la cobra.

v  En esta nueva sociedad no habrá destrucción, ni daño alguno porque la creación entera estará llena de la presencia del Señor.

v  Jesús es este vástago, Jesús en quien reposa el Espíritu de Dios porque él es la Segunda Persona de la Trinidad que ha venido a vivir entre nosotros para enseñarnos a ser hermanos y hermanas, a ser hijos e hijas.

v  VEN SEÑOR JESÚS, y danos la fuerza y el deseo de eliminar las barreras que nos separan, danos la fuerza de querer vivir juntos los que somos contrarios y descubrirte a ti presente en todo ser humano, ayúdanos a que nos decidamos de verdad a vivir en armonía y paz en nuestros hogares, trabajos, comunidad de fe.



SALMO RESPONSORIAL:  Salmo 72

EN SU TIEMPO FLORECERÁ LA JUSTICIA Y LA PAZ

Oh Dios, concede tu justicia al rey

y tu rectitud al descendiente de reyes,

para que gobierne a tu pueblo con justicia

y a tus pobres con rectitud.

EN SU TIEMPO FLORECERÁ LA JUSTICIA Y LA PAZ 

Que en sus días florezca la justicia

y abunde la paz, mientras dure la luna;

que domine de un mar hasta el otro,

y desde el Río hasta los confines de la tierra.

EN SU TIEMPO FLORECERÁ LA JUSTICIA Y LA PAZ 

Porque él librará al pobre que suplica

y al humilde que está desamparado.

Tendrá compasión del débil y del pobre,

y salvará la vida de los indigentes.

EN SU TIEMPO FLORECERÁ LA JUSTICIA Y LA PAZ 

Que perdure su nombre para siempre

y su linaje permanezca como el sol;

que él sea la bendición de todos los pueblos

y todas las naciones lo proclamen feliz.

EN SU TIEMPO FLORECERÁ LA JUSTICIA Y LA PAZ 

*      En este salmo se pide para que Dios conceda al rey los dones necesarios para promover la justicia y la paz

*      Tal vez nos falte a nosotros orar así por los que nos gobiernan, pedir para ellos y para todos cuantos están en liderazgo la fuerza para no dejar que el vértigo del poder los embriague. 

EVANGELIO Mt 3,1-12

Ø  Aparece ya en el horizonte del Adviento la figura austera de Juan Bautista

Ø  Juan predica y llama al arrepentimiento, al perdón

Ø  La descripción que el evangelista hace de Juan es de un hombre que vive con lo necesario, su voz fuerte es amenazadora para quienes no acepten la venida del que ha de venir, no quieran estar preparados

Ø  Mateo nos dice que Juan es el personaje que anunciaba Isaías "Una voz grita en el desierto, preparen el camino para el Señor.

Ø  A pesar de su apariencia temible, Juan atrae grandes multitudes que vienen para escucharle, pedirle consejo y hacerse bautizar en el agua del Jordán, como signo de conversión, y deseo de cambiar de vida.

Ø  Juan habla francamente y dice cosas terribles: no vivan de apariencias, no vivan de títulos y falsas seguridades, hasta de estas piedras se pueden hacer hijos de Abrahám ¿qué quiere decir esto para nosotros cristianos del siglo XXI?

Ø  Será una llamada para nosotros también de vivir la verdad de quienes somos,

·         la verdad de haber sido injertados por el bautismo en la vida de Cristo, el Hijo de Dios.

·          a vivir una verdadera relación, no hecha de palabras y falsas seguridades:  "somos cristianos católicos" "voy a misa" "me acuerdo de los pobres en Thanksgiving y en Navidad" " doy regalos a los niños pobres, a veces nuevos, a veces los que mis hijos ya no quieren". "tengo derecho a mantener esta enemistad, este resentimiento, este rencor porque me han hecho mucho daño"...

·         cada uno de nosotros puede alargar esta letanía de razones que tenemos para apoyarnos en nuestras falsas seguridades.

Ø  Juan nos anuncia un bautismo en el Espíritu Santo y en el fuego. Esto ha es nuestro bautismo, el que recibimos de niños o de jóvenes o de adultos cuando entramos a formar parte de la comunidad de fe. Este bautismo actúa en nosotros día a día, no es del pasado es de cada día.

Ø  Escuchemos la invitación que la iglesia nos hace, en este segundo domingo de Adviento, al ofrecernos como lectura del evangelio este pasaje sobre Juan. Escuchemos la voz de Juan que nos invita a la conversión para poder seguir al que él no puede desatarle las sandalias. Entonces nuestra vida será como la describe la primera lectura llena de paz y gozo.  

SEGUNDA LECTURA  Rm 15,4-9

§  Pablo escribe a su comunidad y nos dice a nosotros que cuanto ha sido escrito ha sido escrito para nuestra instrucción

§  Para que con el ánimo que nos dan las Escrituras podamos tener esperanza. ¿Cómo va nuestra esperanza?

§  Luego Pablo sigue exhortando a vivir de acuerdo a lo que Isaías nos dice que será la sociedad, la convivencia humana, cuando aceptemos al Mesías

§  El Mesías ha venido, está en medio de nosotros "puso su tienda entre nosotros, camina con nosotros" es Jesús el carpintero de Nazaret, que nosotros sabemos es el Hijo del Padre encarnado.

§  Pablo nos dice "acójanse unos a otros, como Cristo los ha acogido a ustedes, y esto para dar gloria a Dios.

§  Cristo predicó a  los circuncisos, los judíos, para mostrarnos la fidelidad de Dios a sus promesas, y para que los no circuncisos puedan glorificar a Dios.

§  Nosotros podemos cambiar circuncisos por bautizados. Nuestra llamada es que viviendo como nos invitan la primera lectura y el evangelio, los alejados, los no creyentes vengan a la luz, no de la ciudad de Jerusalén, sino de la comunidad eclesial, para poder vivir una relación de profunda intimidad con el Señor y entre nosotros mismos.  

EXHORTACIÓN APOSTÓLICA POST-SINODAL AMORIS LAETITIA


Luego se rechaza como contraria al amor una actitud expresada como zeloi (celos, envidia). Significa que en el amor no hay lugar para sentir malestar por el bien de otro (cf. Hch 7,9; 17,5). La envidia es una tristeza por el bien ajeno, que muestra que no nos interesa la felicidad de los demás, ya que estamos exclusivamente concentrados en el propio bienestar. Mientras el amor nos hace salir de nosotros mismos, la envidia nos lleva a centrarnos en el propio yo. El verdadero amor valora los logros ajenos, no los siente como una amenaza, y se libera del sabor amargo de la envidia. Acepta que cada uno tiene dones diferentes y distintos caminos en la vida. Entonces, procura descubrir su propio camino para ser feliz, dejando que los demás encuentren el suyo.

En definitiva, se trata de cumplir aquello que pedían los dos últimos mandamientos de la Ley de Dios: «No codiciarás los bienes de tu prójimo. No codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su esclavo, ni su esclava, ni su buey, ni su asno, ni nada que sea de él» (Ex 20,17). El amor nos lleva a una sentida valoración de cada ser humano, reconociendo su derecho a la felicidad. Amo a esa persona, la miro con la mirada de Dios Padre, que nos regala todo «para que lo disfrutemos» (1 Tm 6,17), y entonces acepto en mi interior que pueda disfrutar de un buen momento. Esta misma raíz del amor, en todo caso, es lo que me lleva a rechazar la injusticia de que algunos tengan demasiado y otros no tengan nada, o lo que me mueve a buscar que también los descartables de la sociedad puedan vivir un poco de alegría. Pero eso no es envidia, sino deseos de equidad(95-96).  

BIBLIOGRAPHY:

PAGOLA, José Antonio. El Camino abierto por JESUS. 2012.

PAPA FRANCISCO,  Exhortación Apostólica Post-sinodal Amoris Laetitcia - 2016

Sunday, November 20, 2016


PRIMER DOMINGO DE ADVIENTO - CICLO A – NOVIEMBRE 27, 2016

  • Empezamos un nuevo ciclo litúrgico y con él la lectura de un nuevo evangelio, el evangelio de Mateo.
  • Durante el ciclo A Mateo nos presentará a Jesús como el Dios-con-nosotros, Emanuel.
  • El Emanuel que está donde dos o tres se reúnen en su nombre,
  • El Emanuel que recibe como hechas a él todas nuestras acciones, las buenas y las malas.
  • El Emanuel que estará con nosotros, hasta el fin de la historia.
  • Hoy las lecturas nos hablan de la venida del Señor al final de los tiempos para la que hemos de estar preparados y esperarla porque con el Señor  viene la restauración de todo y la eliminación de todo mal.
  • Esperar al Señor con el corazón lleno de amor, lleno de ilusión esperando este encuentro que, como dice Pablo en otra parte, ni ojo vio ni oído oyó…. Ven Señor Jesús.

PRIMERA LECTURA  Is 2,1-5

ü  El profeta ve en el futuro un tiempo de paz y de bien que viene del monte santo donde se asienta Jerusalén.

ü  Jerusalén vista como la ciudad santa que en el apocalipsis se convertirá en la ciudad modelo que baja del cielo, en la esposa que se adorna para su esposo.  

ü  Los pueblos caminarán hacia esta ciudad porque en ella está la casa de Dios.

ü  Y luego el profeta da una descripción casi idílica o paradisíaca de la sociedad cuando toda sea construida y edificada mirando el modelo de la ciudad santa.

ü  Sus espadas y flechas  de instrumentos de muerte se convertirán en instrumentos de vida.

ü  las naciones serán hermanas y ninguna entrenará a sus habitantes para la guerra.

ü  Termina el texto invitando a caminar hacia la luz del Señor.

ü  Todo esto es figura de lo que pasa en cada persona humana que acepta al Señor en su vida; en cada pueblo que se decide a reconocer que Dios es Dios y decide eliminar los ídolos de la opresión.

SALMO RESPONSORIAL 122,1-2.3-4.4-5,6-7,8-9

R. (cf. 1) Vayamos con alegría al encuentro del Señor.
¡Qué alegría sentí, cuando me dijeron:
"Vayamos a la casa del Señor"!
Y hoy estamos aquí, Jerusalén,
jubilosos, delante de tus puertas.


R. Vayamos con alegría al encuentro del Señor.
A ti, Jerusalén, suben las tribus,
las tribus del Señor,
según lo que a Israel se le ha ordenado,
para alabar el nombre del Señor.


R. Vayamos con alegría al encuentro del Señor.

Digan de todo corazón: "Jerusalén,
que haya paz entre aquellos que te aman,
que haya paz dentro de tus murallas
y que reine la paz en cada casa".


R. Vayamos con alegría al encuentro del Señor.

Por el amor que tengo a mis hermanos,
voy a decir: "La paz esté contigo".
Y por la casa del Señor, mi Dios,
pediré para ti todos los bienes.
R. Vayamos con alegría al encuentro del Señor.



ü  El domingo pasado Solemnidad de Cristo Rey leímos el mismo salmo menos las dos últimas estrofas. 

ü  La ciudad santa cuya belleza externa de su construcción, de sus edificios,   cautiva la mirada y el corazón de quien la visita

ü   tiene también una belleza interna que le da la paz de que gozan sus moradores  y la justicia que se imparte a sus puertas.

ü  Termina el salmista hablando de amigos y hermanos ya no se mencionan enemigos como en otros salmos

ü  Finalmente los miembros de la raza humana llegaremos a darnos cuenta de que somos todos hermanos y hermanas, hijos e hijas de un sólo y único Dios y Padre creador de todo y de todos.



EVANGELIO Mt 24,37-44   

*      El penúltimo domingo del tiempo ordinario y del año litúrgico Jesús tranquilizaba a los suyos y los prevenía de no dejarse engañar por aquellos que les dijeran que él ya estaba aquí, esto no sucederá tan pronto.

*      Lo mismo les decía el autor de la segunda carta a los Tesalonicenses a su comunidad.

*      Sí, que el Señor nos exhorta a estar preparados para recibirle y, pone los ejemplos del diluvio, en que cada cual hacía lo suyo se entiende sin preocuparse de nada más que esto, y el diluvio los sorprendió, como nos han sorprendido siempre las tormentas, aunque algunos piensen en prepararse para protegerse de ellas.

*      También nos dice el Señor que cuando él venga todos estarán en su vida cotidiana, y los habrá que estarán trabajando, alguno estará dispuesto a recibirle y otro no.  

*      Para ayudarnos a entender y creer lo que nos está diciendo, pone el ejemplo del que tiene posesiones, si supiese cuando viene el ladrón lo esperaría para que no le saqueara la casa.

*      Cuanto más nosotros que esperamos no un ladrón sino el Señor de nuestras vidas, al que se supone debemos preferir a todo.

*      Al final de la lectura el Señor ya nos dice claramente ESTÉN PREPARADOS, porque no saben cuando vendré. 

*      Y la preparación no es dejar de hacer nuestras obligaciones, ni repetir oraciones como los paganos, ni pasarnos horas y horas arrodillados en la iglesia para "complacer" al Señor, no sea que se enoje con nosotros. No, la preparación nos la dice el mismo Mateo en el capítulo 25 de su evangelio: tuve hambre, tuve sed..... cada vez que lo hiciste para uno de mis hermanos más pequeños me lo hiciste a mi.



SEGUNDA LECTURA Rm 13,11-14

v  Pablo nos invita a la vigilancia como Jesús en el evangelio

v  Lo hace usando imágenes de la noche y del día

v  Cuando llega el día nos preparamos para la jornada

v  Cuando caemos en cuenta de que el Señor está y quiere ser parte de nuestra vida dejamos nuestras actuaciones negativas y pecaminosas y empezamos un camino nuevo de vida "arrojemos las obras de la oscuridad y pongámonos el traje que corresponde para trabajar."

v  Pablo especifica las obras de las tinieblas, el traje de noche que tenemos que desechar: borracheras, relaciones sexuales deshumanizadoras, rivalidades y celos.

v  Luego nos invita a cambiar este traje de la noche por el traje que corresponde a la luz que es Jesucristo  el Señor.

v  En nuestro bautismo nos dieron una ropa blanca y se nos invitó a ponerla, usarla y conservarla para el día en que el Señor nos llame.

v  Esta vestidura es el Señor Jesús, es la vida de la gracia, la vida de Dios que se nos ofrece para que podamos vivir como hijas e hijos suyos.  



  EXHORTACIÓN APOSTÓLICA POSTSINODAL AMORIS LAETITIA

PAPA FRANCISCO


93. Sigue la palabra jrestéuetai, que es única en toda la Biblia, derivada de jrestós (persona buena, que muestra su bondad en sus obras). Pero, por el lugar en que está, en estricto paralelismo con el verbo precedente, es un complemento suyo. Así, Pablo quiere aclarar que la «paciencia» nombrada en primer lugar no es una postura totalmente pasiva, sino que está acompañada por una actividad, por una reacción dinámica y creativa ante los demás. Indica que el amor beneficia y promueve a los demás. Por eso se traduce como «servicial».

94. En todo el texto se ve que Pablo quiere insistir en que el amor no es sólo un sentimiento, sino que se debe entender en el sentido que tiene el verbo «amar» en hebreo: es «hacer el bien». Como decía san Ignacio de Loyola, «el amor se debe poner más en las obras que en las palabras»[106]. Así puede mostrar toda su fecundidad, y nos permite experimentar la felicidad de dar, la nobleza y la grandeza de donarse sobreabundantemente, sin medir, sin reclamar pagos, por el solo gusto de dar y de servir.



BIBLIOGRAFÍA

CONFERENCIA EPISCOPAL ESPAÑOLA, Sagrada Biblia, traducción oficial. BAC 2012

PAGOLA, José A.   El camino abierto por Jesús. PPC 2012

PAPA FRANCISCO, EXHORTACIÓN APOSTÓLICA POSTSINODAL AMORIS LAETITIA

 .