Sunday, January 22, 2017


CUARTO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

ENERO 29, 2017



 En este cuarto domingo del tiempo ordinario el evangelio nos ofrece la proclamación de la Ley del Reino de Dios, que lleva a perfección la Ley del Sinaí, sustituyéndola por las Bienaventuranzas,  y al final de su vida Jesús condensará toda la ley en su mandamiento nuevo “Ámense unos a otros como yo los he amado”.

PRIMERA LECTURA – Profeta Sofonías 2,3;3,12-13

Ø  Sofonías predicó alrededor del años 650 A.C. en el reino de Judá

Ø  En su tiempo había una gran degradación religiosa en el país  junto con muchas intrigas políticas

Ø  Sofonías anuncia a esta sociedad suya la venida del Juicio de Dios, el Día del Señor.

o   El día del Señor es día de purificación, no de destrucción.

o   Poco a poco a través de la predicación de los profetas y sobre todo al venir Jesús a nuestra realidad, este día se convierte en el gran día de Dios, en día de gozo por el encuentro con Él.

o   El juicio de Dios nos hace justos, quita de nosotros todo aquello que nos impide ser lo que el Señor quiere para nosotros, que es nuestro bien, nuestra felicidad, en último término nuestra salvación.

Ø  En la lectura de hoy el profeta promete paz y justicia al resto del país.

o    Este término o concepto del resto de Israel se refiere a los  que se llamaron ānāwîm=los necesitados de Israel que prefieren servir a Dios por encima de ventajas financieras.

o   Jesús en el evangelio tomará este concepto y los llamará felices, no porque sean mejores que los otros, sino porque saben que Dios se ocupa de ellos en sus necesidades en su pobreza.

o   La promesa de la paz “Shalom”, que significa mucho más que la falta de conflictos, este término nos habla de la plenitud en todos los aspectos de nuestra vida y relaciones humanas, podríamos decir que de alguna manera es sinónimo de felicidad.

Ø  Estos pobres

o   Se refugiarán en el nombre del Señor es decir confiarán en Él por encima de todo (nombre para en la Biblia, es lo mismo que la persona misma)

o   No harán el mal, ni mentirán. La mentira aquí como sinónimo del mal, la mentira que es contraria a la verdad y que hace tanto daño tanta destrucción en las personas

o   Vivirán en paz, nadie les causará disturbios.

o   Tal vez podamos concluir que gozarán de verdad, de paz, de protección porque se han entregado sin reservas en las manos del Dios de Israel y le permiten  que los ame, los cuide y los proteja.

o   Dios no rechaza a nadie, siempre está dispuesto a acogernos con todo cariño y ternura, el problema no está  en Dios, está en el ser humano que necesita abrirse totalmente a Dios y con frecuencia nos cerramos, viéndonos entonces privados del beneficio de la experiencia de la ternura de Dios en nuestra vida.

EVANGELIO de MATEO 5,1-12

«  Empezamos en este cuarto domingo del tiempo ordinario la lectura del Sermón de la Montaña que se encuentra en los capítulos 5,6 y 7 del evangelio según Mateo.

«  Hoy iniciamos esta lectura con el texto de las bienaventuranzas.

«  Jesús nos sorprende, como siempre, llama bienaventurados aquellos que la sociedad considera desgraciados, despreciables, que no cuentan, ni interesan porque no producen beneficios materiales y más bien nos incomodan.

«  Dice el texto de Mateo que Jesús vio a la multitud, se subió a la ladera de la montaña, se sentó y sus discípulos lo rodearon, entonces empezó a enseñarles:

o   La multitud que estaba allá, pero el Señor ve la multitud de los que somos pobres, que sufrimos, que estamos necesitados de tantas cosas de todos los tiempos. En realidad nos ve a todos, pobres, necesitados aunque haya quien tenga mucho, pues como creaturas humanas dependemos en todo de nuestro Creador.

o   Sube, subir requiere cierto esfuerzo, vivir las bienaventuranzas va a pedirnos un esfuerzo

o   Se sienta, como  maestro se sienta para enseñar a sus discípulos que empiezan a sentarse a su alrededor y que están ansiosos de oír sus palabras:

§  Bienaventurados, felices!!!! ¿Quiénes? Y ¿por qué motivo?

§  Dice el Catecismo de la Iglesia Católica en el n.1716: “Las bienaventuranzas están en el centro de la predicación de Jesús. Con ellas Jesús recoge las promesas hechas al pueblo elegido desde Abraham, pero las perfecciona ordenándolas no sólo a la posesión de una tierra, sino al Reino de los cielos:

§  Bienaventurados, felices: los pobres de espíritu, los mansos, los que lloran, los que tienen hambre y sed de justicia, los misericordiosos, los limpios de corazón, los que buscan la paz, los perseguidos, cuando los injurien o persigan

§  ¿por qué? PORQUE SU RECOMPENSA SERÁ GRANDE EN LOS CIELOS

o   El catecismo en el número que sigue (1717) dice “Las bienaventuranzas

§  dibujan el rostro de Jesucristo y describen su caridad

§  expresan la vocación de los fieles asociados a la gloria de su Pasión y de su Resurrección (bautismo)

§  iluminan las acciones y las actitudes características de la vida cristiana

§  son promesas paradójicas que sostienen en el sufrimiento

§  anuncian las bendiciones y las recompensas

§  quedan inauguradas en la vida de María, la Madre de Jesús, y en la vida de todos los santos, que han amado a Dios con un amor heroico.

o   El catecismo sigue diciendo:

§  1719 Las bienaventuranzas

·         descubren la meta de la existencia humana

·         Dios nos llama a su propia bienaventuranza

·         Esta vocación se dirige a cada uno en particular y a la comunidad eclesial (Iglesia).

§  1720 En el Nuevo Testamento se utilizan diversas expresiones para caracterizar o expresar la bienaventuranza:

·         La llegada del Reino de Dios

·         La visión de Dios

·         La entrada en el gozo del Señor

·         La entrada en el Descanso de Dios

§  Dice San Agustín en su obra “La ciudad de Dios”

·         Allí descansaremos y veremos

·         Veremos y nos amaremos

·         Amaremos y alabaremos

·         He aquí lo que acontecerá al fin sin fin

·         ¿Y qué otro fin tenemos, sino llegar al Reino que no tendrá fin?

o   Pongo a continuación las bienaventuranzas aplicadas a la iglesia, tomado del libro de José Antonio Pagola,  El camino abierto por Jesús.

o   Dichosa la iglesia con alma de pobre, porque tendrá menos problemas, estará más atenta a los necesitados y vivirá el evangelio con más libertad. De ella es el Reino de Dios.

o   Dichosa la iglesia llena de mansedumbre. Será un regalo para este mundo lleno de violencia. Ella heredará la tierra prometida.

o   Dichosa la iglesia que sufre por ser fiel a Jesús. Un día será consolada por Dios.

o   Dichosa la iglesia que busca con pasión el Reino de Dios y su justicia. En ella alentará lo mejor del espíritu humano. Un día su anhelo será saciado.

o   Dichosa la iglesia a la que Dios le arranca el corazón de piedra y le da un corazón de carne. Ella alcanzará misericordia.

o   Dichosa la iglesia que introduce en el mundo paz y no discordia, reconciliación y  no enfrentamiento. Ella será “hija de Dios”.

o   Dichosa la iglesia perseguida por seguir a Jesús. De ella es el reino de Dios.

SEGUNDA LECTURA:  1 Corintios 1,26-31

*      Seguimos la lectura continuada de esta carta

*      Pablo invita a la Comunidad de Corinto que se miren a si mismos:

o   Han sido llamados, pero pocos tienen influencia en la sociedad

o   Pocos son de nacimiento noble, de acuerdo a la sociedad

o   Porque Dios elige lo que el mundo desprecia para avergonzar a los “sabios”

o   Elige los que son nada para reducir a nada los que creen ser  algo

o   De tal manera que los seres humanos no se pueden vanagloriar ante Dios

o   Dios es quien nos ha dado la vida en Cristo Jesús a

o   Quien ha hecho nuestra sabiduría, nuestra justicia, nuestra santificación y nuestra redención.

o   Quien quiera gloriarse, gloríese en el Señor.

*      Pablo nos recuerda una gran verdad, lo bueno que hay en nosotros lo ha puesto Dios, por nuestra propia cuenta no tenemos nada, entonces ¿por qué andamos tan vanidosos y orgullosos de nosotros mismos? Nuestra gloria está en el Señor que nos crea y nos recrea con su Pascua.

 RINCON CLARETIANO

A los Señores Obispos hemos dicho que les pide Dios el conformar sus vidas y costumbres con las de los Santos Apóstoles. Copia viva quiere Nuestro Señor de sus Apóstoles en sus Obispos, pues que gobiernan la misma Iglesia, que ellos plantaron, es preciso la rieguen con las mismas aguas que ellos la fecundaron. Quien ocupe los mismos puestos, es preciso tenga y cumpla los mismos cargos.

No pide nada nuevo Nuestro Señor en su Iglesia, sólo sí nos pide a todos lo que le hemos prometido. La guarda de su Santísima Ley pide Nuestro Divino Redentor, y singularmente la pide a los Señores Obispos de un modo tan especial, y con tanta ansia que no sé cómo expresar; sólo de ellos lo exige, como que todo el bien de la tierra dependiera de ellos.

Hemos dicho que nadie se excuse. La Ley Santa del Señor es una y la manda predicar igualmente en todo el mundo sin excepción de personas, reinos ni provincias. Luego en todas partes y personas está su gracia pronta para cumplirla.  (María Antonia París, Fundadora de las Misioneras Claretianas. Puntos para la Reforma de la Iglesia 11-13).

Los Obispos son los sucesores de los Apóstoles y, al efecto, deben ser por su buen ejemplo la luz del mundo… 
 
Ellos deben ejercitarse en las obras buenas, de tal modo que su ejemplo sea como una resplandeciente luz que alumbre a los demás y les excite a glorificar a su Padre celestial … Deben los Obispos ser amigos de tener oración, a imitación de Jesús… En el fuego que arde en la meditación es en donde se quita toda la escoria, se derriten y funden los hombres, y se amoldan a la imagen de Jesús, se llenan del Espíritu Santo, y empiezan a hablar, como los que se hallaron en el Cenáculo; así empezaron, pues, los Apóstoles con la oración, así continuaron y perseveraron fieles hasta el fin, sellando con la sangre de sus venas las verdades que habían predicado; lo propio deben hacer los Obispos, si quieren cumplir con sus sagrados deberes, ser fieles y alcanzar la corona de la gloria…  Deben los Obispos ser la sal de la tierra con su doctrina,  preservando con la sal de la sabiduría, instrucción y predicación oportuna e inoportuna de la corrupción de los errores y vicios y aunque parezca que los oyentes no se aprovechan, no desistir por eso, pues, cuando menos, siempre se hace un grande bien, no dejando prescribir los vicios y errores; pero sabido es que la Palabra de Dios jamás vuelve vacía pues que los justos se arraigan más y más en la virtud y los malos no dejan algunos de aprovecharse, y si no se nota de pronto, se conoce después. Así como a los Obispos toca exclusivamente apacentar su rebaño con la sana doctrina. (San Antonio María Claret, Fundador de las Misioneras Claretianas. Plan para restaurar la belleza de la Iglesia “A los Obispos”).



Saturday, January 14, 2017


SEGUNDO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO – CICLO A – 2017

Ø  De nuevo nos encontramos en el tiempo ordinario, que como decía un profesor que tuve, no tiene nada de ordinario.
LIBRO DE ISAIAS

ü  Esta lectura de hoy está tomada del segundo cántico o poema del siervo de Yavé

ü  Son cuatro los poemas del siervo de Yavé y los encontramos en el Segundo Isaías.

ü  Los estudiosos de la Biblia se dieron cuenta, a través de estudios realizados a lo largo del tiempo, que este libro, que siempre hemos llamado Isaías, tenía más de un autor.

ü  ¿Cómo se dieron cuenta? Por la manera de escribir, por la teología,  por los tiempos históricos a que se referían…

ü  Estos libros se escribieron con muchos años de diferencia y en circunstancias bien distintas.

o   El Primer Isaias, o Isaías de Jerusalén escribió antes de la deportación a Babilonia (después del 742 antes de Cristo)

o   El Segundo Isaías o Deutero-Isaias escribió para dar esperanza a los exiliados en Babilonia (antes del 538 antes de Cristo)

o   El Tercer Isaías o Trito Isaías profetizó para mantener viva la esperanza de los que regresaron del exilio y encontraron dificultades y se desalentaron. (después del 538 antes de Cristo)

ü  Cada uno de estos libros tiene los siguientes capítulos:

o   Primer  cc. 1-39

o   Segundo cc. 40-55

o   Tercer cc. 56-66

PRIMERA LECTURA – Isaías 49, 3.5-6

v  El siervo oye a Yave que le dice “Tú eres mi siervo” y Dios está orgulloso de su siervo

v  Yavé

o   Lo formó en el vientre materno, y lo formó como siervo, es decir le dio su vocación

o   La vida es una vocación, una llamada a vivir y a realizarse como persona

o   La misión que Dios le encomienda es de unir, de juntar al pueblo de Israel

o   El siervo nos dice que Dios le honró con esta llamada y además fue su fuerza

o   Pero Dios no se conforma con esta misión, quiere que su siervo sea luz de las naciones, pues quiere que esta salvación no sólo sea para Israel sino que llegue a todos los confines de la tierra.

v  Seguramente que nosotros no hemos oido que Dios nos hable con palabras audibles con nuestros sentidos, pero en el bautismo hemos sido llamados y sellados para ser otros Cristos, otros siervos

v  Y las naciones esperan que seamos esta luz que los lleva a Cristo.

SALMO RESPONSORIAL Salmo 39, 2 y 4ab. 7-8a. 8b-9. 10

R.  Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.
Esperé en el Señor con gran confianza,
él se inclinó hacia mí y escuchó mis plegarias.
El me puso en la boca un canto nuevo,
un himno a nuestro Dios.
R.
Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.
Sacrificios y ofrendas no quisiste,
abriste, en cambio, mis oídos a tu voz.
No exigiste holocaustos por la culpa,
así que dije: "Aquí estoy".
R
. Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.
En tus libros se me ordena
hacer tu voluntad;
esto es, Señor, lo que deseo:
tu ley en medio de mi corazón.
R
. Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.
He anunciado tu justicia
en la gran asamblea;
no he cerrado mis labios:
tú lo sabes, Señor.
R. Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad.

·         Este salmo tiene una gran belleza y responde a la lectura que hemos hecho

·         En la primera estrofa el salmista manifiesta una gran confianza en Dios, y nos dice que Dios mismo ha puesto en su boca un cantico nuevo.

·         En la segunda estrofa se da cuenta de que a Dios no le agradan los sacrificios obligados, por rutina, o los sacrificios  de animales o cosas, y el salmista dice “Aquí estoy” para qué “para hacer tu voluntad” éste es mi sacrificio

·         En la tercera estrofa nos dice que la ley de Dios la tiene en su corazón

·         En la cuarta hace un brevísimo resumen de su fidelidad a la misión recibida

·         ¿Son estos nuestros sentimientos?

EVANGELIO  Juan 1,29-34

*      Juan (Bautista) parece estar con sus discípulos y al ver a Jesús que viene les dice

o   “éste es el cordero que quita el pecado del mundo”.

o   El verdadero cordero que carga con nuestros pecados, ya no es aquel cordero sobre el que el sacerdote echaba simbólicamente todos los pecados del pueblo.

o   Les recuerda a sus discípulos lo que él les habló de Jesús

§  Es un hombre más importante que él

§  Existía antes que él

§  No lo conocía, pero Él es la razón de ser de su ministerio a orillas del Jordán.

o   Y nos dice el evangelista que Juan dio testimonio

§  Dios le había revelado que sobre quien se pusiese la paloma, el Espíritu santo es quien iba a bautizar con Espíritu Santo

§  Lo vio y da testimonio que Jesús es el que esperan.

§  Al ver la paloma, Espíritu Santo, posarse sobre Él, Juan entiende que este hombre, Jesús de Nazaret es el Hijo de Dios.

o   A Jesus le reconocen porque hace las obras propias del enviado de Dios, ¿nos conocen a nosotros como seguidores, por nuestras obras?

SEGUNDA LECTURA: 1Co 1,1-3

v  Pablo empieza su carta con un saludo. Veamos el contenido de este saludo

o   Los que saludan son Pablo, que se considera llamado por Dios; y el hermano Sóstenes

o   Y saludan a la iglesia de Dios de Corinto, los llama consagrados con vocación santa.

o   Y juntamente con ellos saluda a todos cuantos invocan el nombre de Jesús  y viven en cualquier lugar del mundo.

o   Seguramente que hay muchos hombres y mujeres, también ahora, que no invocan el nombre de Jesús porque no lo conocen, pero que hacen el bien a sus prójimos. Podriamos decir que estos también entran en el grupo que menciona Pablo.

o   Les desea la gracia, la vida de Dios y la paz, shalom, que es el compendio de todo lo bueno y necesario para vivir humanamente.

v  Nosotros también hemos sido consagrados con una vocación santa. De hecho el Concilio Vaticano II nos dice que todos estamos llamados a la santidad. La santidad en lo cotidiano de una vida ordinaria como es la nuestra, la de la mayoría de la humanidad. Vida de familia, trabajo, tiempos de descanso y expansión,  relaciones humanas y relación con Dios.

v  Dejemos que este pensamiento de ser llamados a la santidad nos entusiasme, nos llene de valor y nos deje percibir la ternura de nuestro Dios para poderla dar nosotros también a quienes viven con y cerca o lejos de nosotros.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                     


RINCON CLARETIANO
 









La luz del Espíritu Santo guíe mi pluma para escribir con claridad lo que Dios Nuestro Señor me ha mandado repetidas veces, y ahora de nuevo me lo manda por medio de la Santa Obediencia. Suplico pues a todos los Santos del Cielo, y especialmente a mi Santísima Madre, María Santísima, a cuyos pies estoy postrada, sumida en mi propia vileza y abismada en el centro de mi poquedad, sin saber por donde empezar. Callar no puedo, y hablar es temeridad. Supuesto, pues Dios mío, que Vos me lo mandáis, hablaré para que quien lo leerá engrandezca Señor vuestras obras, y viendo la insuficiencia del instrumento se acuerde que para plantar la Santa Iglesia escogisteis doce pobres pescadores y ahora para reanimarla os dignáis dar los puntos fundamentales a esta pobre criatura sin comparación más miserable. Bendito sea para siempre vuestro Poder y Bondad.

Sea pues el primer punto como Dios Nuestro Señor quiere la reformación general en toda su Iglesia. (María Antonia París, Fundadora de las Misioneras Claretianas, Puntos para la Reforma de la Iglesia 1 y 2.) Documento manuscrito por su confesor y que se conserva manuscrito en el archivo general de las Misioneras Claretianas en Roma).

«He leído y releído, y vuelto a leer, los preciosos Apuntes de V. Cuanto más los examino, más me gustan, y mayor me parece su importancia. No hay que tocarlos, esto sería una profanación, no siendo V. mismo, que así estuvo inspirado por Dios al trazarlos. Es la doctrina que todos debemos seguir y todos debemos esforzamos a reducir a la práctica. Tiene V. razón en llamarlos Plan para restaurar la hermosura de la Iglesia. ¡Cuánto brillará en nuestra pobre España la belleza de la Esposa de Jesucristo, y con cuánto provecho de las almas y medros de la Sociedad que se desmorona! ¡Oh, si el Señor nos concediese ver ejecutado el diseño que V. traza! Mas para esto es menester que nos esforcemos nosotros, y sacudamos el sueño que entorpece nuestros miembros. Aun así tendremos que luchar con dificultades gravísimas; pero Dios nunca deja de ayudar a los buenos propósitos, y sobre todo, si nada consiguiéramos, habríamos logrado por lo menos salvar nuestras conciencias, que no es poco». En virtud de estas palabras de tan insigne Prelado, y de otras que me dirigió después, se dieron a luz los Apuntes(los de la Madre Fundadora).(Apuntes que para su uso personal y para el régimen de la diócesis escribió y tenía siempre a la vista el Arzobispo de Santiago de Cuba D. Antonio María Claret y Clará 1865)


Monday, January 2, 2017


DOMINGO DE LA EPIFANÍA DEL SEÑOR - 2017

Ø  Las lecturas de hoy nos muestran la luz y las tinieblas enfrentadas, no en el cielo que vemos con nuestros ojos , sino en nuestro corazón humano.

Ø  Tinieblas que nos impiden ver y adorar al Dios hecho niño, luz que nos invita a adorarlo.

Ø  Esta fiesta es una buena oportunidad para mirar nuestro corazón y descubrir en él nuestra tiniebla y también su luz, la de Dios hecho niño.



PRIMERA LECTURA - Isaías 60,1-6

ü  Este fragmento de Isaías está tomado del libro del Tercer Isaías, aunque por su contenido y estilo muchos exégetas piensan que puede ser del Segundo Isaías o de uno de sus discípulos.

ü  Todos caminan hacia Jerusalén, a quien se le invita a levantarse, porque su luz ha llegado.

ü  Aunque las tinieblas se extienden por doquier, Jerusalén brilla con una luz que atrae y por eso caminan hacia su luz.

ü  También esta luz guía a los desterrados que regresan de su exilio, tus hijos y tus hijas regresan,  maravillosa imagen del retorno del exilio.

ü  Tu corazón, oh ciudad santa de Jerusalén, se llenará hasta desbordar de luz y de riquezas que te traerán los extranjeros que vienen hacia ti proclamando las grandezas de Dios.

ü  Imagen hermosa, pero no creo que el autor haya querido solamente describir la belleza y la grandeza de Jerusalén.

ü  A cada uno de nosotros va dirigida esta invitación

v  levántate, levántate de tu comodidad, de tu inercia, de tu apatía, de tu estar confortable

v  mira la luz que te envuelve a pesar de tus tinieblas y de sólo ver la oscuridad

v  todo lo noble, lo verdaderamente humano, tu capacidad de amar y de entregarte por amor a otro u otra regresará a ti, si sabes descubrir en tu vida la luz de Dios, su llamada, su invitación a dejarte inundar por su presencia silenciosa, oculta, pero que puede salvarte de todo lo negativo en que te sientes tan confortable. 

SALMO RESPONSORIAL - Sal 72 

Que te adoren, Señor, todos los pueblos.

Oh Dios, confía tu juicio al rey

y tu rectitud al hijo de reyes

para que gobierne a tu pueblo con justicia

y a tus humildes con rectitud

Que te adoren, Señor, todos los pueblos.

Que en sus días cunda la prosperidad

y haya prosperidad hasta que falte la luna

que domine de mar a mar

del río al confín de la tierra.

Que te adoren, Señor, todos los pueblos.

Que los reyes de Tarsis y de las Islas

le paguen tributo

que los reyes de Sabá y de Arabia

le paguen impuestos

que se postren ante él todos los reyes

y que todos los pueblos le sirvan.

Que te adoren, Señor, todos los pueblos.

Porque  él librará al pobre y suplicante

al humilde y al desvalido

y se apiadará  del pobre y del débil

y salvará  la vida de los pobres.

Que te adoren, Señor, todos los pueblos. 

·         Este salmo es una oración por el rey,

·         para que pueda gobernar con justicia a la manera de Dios 

SEGUNDA LECTURA: Ef 3,2-3a. 5-6

*      Los estudiosos de las Escrituras ponen en duda de que esta carta haya sido escrito por Pablo.

·         al leerla parece que el autor no conoce a sus destinatarios, cosa extraña si pensamos que Pablo vivió varios años en Éfeso

·         el estilo literario no es el de las cartas de Pablo

·         incluso no parece una carta, sino una homilía

·         Se cree que pudo ser escrita por un discípulo de Pablo de la segunda generación, hacia el año 70 y por lo tanto después de la muerte del apóstol.

Sea lo que sea, la iglesia nos ofrece un fragmento de esta carta en la liturgia de Epifanía.

§  El autor habla a sus destinatarios que a él se le ha dado administrar los dones de Dios

§  Dones que habían estado escondidos durante los siglos

§  Dones o misterio que se le ha revelado y dado para administrar

§  ¿y cuáles son estos dones o este misterio?

§  Este misterio revelado a sus apóstoles y profetas es que los gentiles son co-herederos y miembros del mismo cuerpo y co-partícipes en la promesa en Cristo Jesús por medio de su evangelio.

§  Sí, los gentiles, los que no somos del pueblo judío, el pueblo que recibió la promesa del Mesías, del Salvador, somos también parte de esta promesa que se cumple en Cristo el Señor.

EVANGELIO Mt 2,1-12 

v  En esta bella página del evangelio de Mateo se nos describe una escena que ha fascinado los creyentes de todos los tiempos.

v  No dejemos que solamente el niño que hay en cada uno de nosotros se llene de gozo y de ilusión ante los "reyes magos".

v  Hagamos más, dejemos que este niño pueda convertir al adulto, tal vez cansado, que hay en nosotros también.

§  Unos hombres a los que llamamos magos, sería mejor llamarlos sabios o astrólogos, descubren que existe Dios y lo buscan

§  ¿Cómo los descubren? en su trabajo, son astrólogos, estudian los astros

§  Lo hermoso de este relato es esta realidad, los sabios que van a adorar a Jesús, saben reconocer lo que hemos llamado, desde el Concilio Vaticano II, los signos de los tiempos.

§  Sí ellos saben descubrir en esta estrella particular y peculiar que ven, el misterio escondido por los siglos, como nos dice el autor de la carta a los Efesios.

§  Dios ha dispuesto las cosas de un modo tan bello en la creación para que los hombres y mujeres puedan hacerse una idea de Él, sentirse atraídos por Él, y también hacerse una idea de su proyecto.

§  Los Magos no se quedan sentados en su comodidad, en su trabajo, añorando descubrir lo que este astro hermoso les anuncia, se ponen en camino, colaboran para encontrar.

§  La revelación en la creación es todavía muy genérica, para tener una información más completa necesitamos consultar las Escrituras.

§  Y esto es lo que hacen estos hombres, acudir a quienes conocen las Escrituras.

§  Su pregunta ingenua y decidida conmueve aquellos a quienes se les ha hecho la promesa, pero están tan acomodados en su poder e instalados en su comodidad que han perdido la capacidad de maravillarse, la capacidad de moverse para encontrar.

§  Su situación es todavía peor, porque los sabios de Israel, los maestros sí saben leer las Escrituras y encuentran la profecía que anuncia esta situación que les toca vivir.

§  Pero si se dejan envolver por ella, su vida cambiará radicalmente, ya no será su dios el poder, la riqueza, la comodidad, ellos mismos.

§  Y optan por el engaño "vayan ustedes, luego iremos nosotros, cuando ustedes nos hayan informado"

§  "Engaño" porque no es esta su intención, lo que quieren es matar la profecía, matar este niño y así listos para seguir viviendo en la comodidad de su vida actual.

§  Los Magos siguen su camino, la estrella que a veces se esconde y los deja en la oscuridad, y por eso habían preguntado, ahora vuelve a iluminar su camino

§  Este regreso de la estrella, o mejor dicho el haber recuperado su capacidad de ver más allá de lo que sus ojos ven, los llena de gozo y les empuja a seguir

§  La estrella se detiene ante una casita humilde, pero así como supieron ver en la estrella hermosa algo más y la siguieron, así ahora entran en esta casa de una familia humilde donde hay un niño, tal vez de unos dos años más o menos, que juega y está con sus padres como cualquier otro niño.

§  Ellos con sus ojos de fe obediente saben descubrir que este niño es el rey que ellos están buscando porque la estrella que brillaba en el cielo de su tierra y les ha guiado hasta aquí le dio a entender que anunciaba el nacimiento de un rey, mejor dicho, del rey que se esperaba.

§  No sólo entran, saludan (se postran), le ofrecen dones (lo adoran)

§  Tal vez podamos preguntarnos:

Ø  ¿qué hago cuando algo en mi vida no está claro? ¿Sigo a Herodes o a los Magos?

Ø  ¿Permanezco en mi comodidad o salgo de ella, y emprendo el camino de la conversión diaria?

Ø  Sé descubrir a Dios que me guía, oculto,  aun en las situaciones de pecado y de engaño que pueden rodearme. Dios que me invita a salir y a ponerme en camino.

Ø  ¿Cuál es mi estrella?

Ø  ¿Ante quien me postro para adorarlo? Este alguien tal vez sea yo mismo, el único dios que sigo y ante el que me arrodillo constantemente. 

§  Los sabios, los magos estaban rebosantes de gozo al entrar en la casa, habían seguido la estrella sin saber mucho lo que iban a encontrar. ¿estamos llenos de gozo en nuestra vida, o estamos aburridos y drogados por tantas cosas que nos adormecen, pero que también tienen la capacidad de despertarnos si nos dejamos sacudir el catre como decía mi Fundador, y si nos preguntamos por qué Dios me mueve el catre de mi comodidad.

§  Sólo nos queda arrodillarnos ante nuestro Salvador, Jesús, y pedirle que sea él quien nos guíe a donde él sabe es nuestra salvación, felicidad, paz, en fin todo lo bueno.

§  Pidámosle nos fortalezca y nos ayude a seguir aun cuando la estrella se oculte, y las dificultades se hagan presentes.

§  Esta celebración de la Epifanía nos tiene que llenar de nuevo entusiasmo misionero, de nuevo gozo interior porque Dios nos ha hecho partícipes de su luz sobre los misterios del Reino, sobre su proyecto.  

EXHORTACIÓN POST-SINODAL
AMORIS LAETITIA- Papa Francisco

Perdón

105. Si permitimos que un mal sentimiento penetre en nuestras entrañas, dejamos lugar a ese rencor que se añeja en el corazón. La frase logízetai to kakón significa «toma en cuenta el mal», «lo lleva anotado», es decir, es rencoroso. Lo contrario es el perdón, un perdón que se fundamenta en una actitud positiva, que intenta comprender la debilidad ajena y trata de buscarle excusas a la otra persona, como Jesús cuando dijo: «Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen» (Lc 23,34). Pero la tendencia suele ser la de buscar más y más culpas, la de imaginar más y más maldad, la de suponer todo tipo de malas intenciones, y así el rencor va creciendo y se arraiga. De ese modo, cualquier error o caída del cónyuge puede dañar el vínculo amoroso y la estabilidad familiar. El problema es que a veces se le da a todo la misma gravedad, con el riesgo de volverse crueles ante cualquier error ajeno. La justa reivindicación de los propios derechos, se convierte en una persistente y constante sed de venganza más que en una sana defensa de la propia dignidad.

106. Cuando hemos sido ofendidos o desilusionados, el perdón es posible y deseable, pero nadie dice que sea fácil. La verdad es que «la comunión familiar puede ser conservada y perfeccionada sólo con un gran espíritu de sacrificio. Exige, en efecto, una pronta y generosa disponibilidad de todos y cada uno a la comprensión, a la tolerancia, al perdón, a la reconciliación. Ninguna familia ignora que el egoísmo, el desacuerdo, las tensiones, los conflictos atacan con violencia y a veces hieren mortalmente la propia comunión: de aquí las múltiples y variadas formas de división en la vida familiar»
BIBLIOGRAFÍA
PAGOLA, José A.   El camino abierto por Jesús. PPC 2012
PAPA FRANCISCO, EXHORTACIÓN POST-SINODAL, AMORIS LAETITIA- Papa Francisco

SCHOKEL, Luis Alonso - Adaptación del texto y comentarios a La Biblia de Nuestro Pueblo. 2010.

VANHOYE,s.j.  Cardenal Albert, Lecturas Bíblicas de los Domingos y Fiestas. Ciclo A. 2003

 .