Tuesday, May 5, 2015


SEXTO DOMINGO DE PASCUA – MAYO 10, 2015

v  Nos estamos acercando a la Ascensión del Señor, que celebraremos el próximo domingo

v  Jesús no ha dicho hace dos domingos que él es el buen Pastor, que nos conoce y que los suyos, sus ovejas, le conocen a él.

v  El domingo pasado Jesús nos decía que él es la vid y nosotros los sarmientos, con esta imagen tan gráfica nos quería decir que la vida que circula por nuestro ser es su misma vida.

v  Hoy le oiremos en el evangelio decirnos que ya no somos esclavos, que somos hijos e hijas

PRIMERA LECTURA – Hechos 10,25-26. 34-35. 44-48

Ø  Pedro ha tenido un sueño  extraño en que el Señor le quiso hacer entender que no hay nada profano, o impuro,  o malo de cuanto Dios ha hecho

Ø  Al mismo tiempo cuando se despierta llegan a su puerta unos hombres de parte de un tal Cornelio, pagano, que desea que Pedro vaya a su casa

Ø  Pedro va a la casa y allá Dios obra las maravillas que leemos en el texto de hoy

o   Al llegar Cornelio lo saluda y se postra ante él

o   Pedro le dice que no lo haga ya que él es un ser humano y no es Dios

o   Luego Pedro habla a todos y dice que se da cuenta de que Dios no tiene preferencias, no hace diferencias entre nosotros.

o   Qué expresión tan bonita y tan alentadora, Dios nos quiere a todos por igual, Él nos ha creado porque nos ama y ama todo cuanto ha hecho. En el relato de la creación nos dicen una y otra vez que Dios vio que era bueno lo que iba haciendo.

o   Todos cuantos obran rectamente agradan a Dios.

Ø  Pedro está todavía hablando

o   cuando el Espíritu Santo viene sobre todos ellos

o   Los judíos convertidos, los circuncisos, quedan maravillados al ver esto

o   Que el don del Espíritu, que ellos habían recibido, se ha derramado también sobre la casa de Cornelio

o   Pues podían oírles hablar en lenguas. 

§  Me he preguntado porque es tan importante este signo

§  Tal vez pueda ser una forma de expresar la maravilla de la presencia del Espíritu

§  Pero también puede  Dios obrar este signo para dar a entender a la comunidad creyente que está naciendo y creciendo que estos, sobre los que se ha derramado el Espíritu, son parte de la nueva comunidad.

§  Cuando el Espíritu se derrama sobre nosotros en los sacramentos no vemos ningún signo externo, pero si se realiza algo grande en el interior, que nos hace hablar nuevas lenguas, es decir actuar de manera nueva y sorprendente.

§  Pero esto no pasa de  manera mágica, sino que necesita tiempo para irnos cambiando y haciéndonos a la imagen del Hijo único del Padre.

Ø  Pedro se pregunta

o   si se puede negar el bautismo sobre  quienes ya se ha derramado el don del Espíritu Santo.

o   Dice el texto que Pedro ordena que sean bautizados

o   Son todos los de la casa los que son bautizados

o   Pedro no bautiza él mismo sino que por lo que leemos lo hacen los demás que vienen con él

o   Muchas veces pienso que aquí tenemos una explicación para la objeción de algunas personas respecto al bautismo de niños, seguramente que en la casa de Cornelio había también niños.

Ø  Pedro acaba de aceptar en la nueva comunidad de los seguidores de Jesús a los gentiles.

Ø  Cuantas gracias tenemos que dar a Dios que Pedro y los primeros estuvieron atentos a los signos que Jesús, que no estaba ya con ellos, les iba dando para la formación de la comunidad eclesial.

SALMO RESPONSORIAL  Sal 98 1,2-3,3-4

Canten al Señor un canto nuevo,
porque él hizo maravillas:
su mano derecha y su santo brazo
le obtuvieron la victoria. 

El Señor manifestó su victoria,
reveló su justicia a los ojos de las naciones:
3 se acordó de su amor y su fidelidad
en favor del pueblo de Israel. 

Los confines de la tierra han contemplado
el triunfo de nuestro Dios.
4 Aclame al Señor toda la tierra,
prorrumpan en cantos jubilosos. 

v  Este salmo tiene la forma de un himno, de una invitación a cantar las maravillas hechas por Dios
v  La expresión hímnica brota de una profunda necesidad humana: decir con palabras la admiración que siente ante la actuación divina, ante la creación o los acontecimientos históricos, ante la ciudad de Dios e incluso ante el mismo ser divino (comentario a los salmos tomado de la versión oficial de la Biblia de la Conferencia Episcopal Española) 

SEGUNDA LECTURA  1Jn 4,7-10
Dicen que Juan repetía una y otra vez a sus discípulos que se amaran como Él nos ha amado

*      En el texto de hoy Juan nos invita a amarnos porque quien ama es engendrado por Dios

*      Intelectualmente lo tenemos muy claro, si Dios es amor quien es capaz de amar es porque ha sido engendrado por Dios y quiere ser como él, quiere ser fiel a su naturaleza a lo recibido al ser engendrados. La dificultad brota en nosotros en la práctica cuando nuestras limitaciones interfieren en nuestro obrar.

*      Si cuantos nos llamamos seguidores de Jesús, cuantos hemos sido engendrados de nuevo en las aguas del bautismo, nos decidiéramos a vivir este mandato del Señor, nos decidiéramos a ser fieles a nuestra realidad de hijos de Dios, qué diferente sería nuestro mundo.

*      Juan sigue diciendo que el amor de Dios se nos ha revelado al enviar a su Hijo para que el mundo tuviese vida en él.

*      El amor consiste, no en que nosotros le hayamos amado primero, sino que la iniciativa la ha tenido él, como siempre.

*      Creo que por más que meditemos  una y otra vez en esta verdad no acabamos de entender desde lo más profundo de nuestro corazón esta realidad, Dios nos ama de una forma que nosotros sólo podemos vislumbrar entre sombras. Y él nos invita a que hagamos nosotros lo mismo unos con otros.  

EVANGELIO Jn 15, 9-17
·         Esta lectura está tomada de las palabras de Jesús después de la Última Cena

·         Jesús nos pide que permanezcamos en su amor, así como Él permanece en el amor de su Padre

·         Su gozo permanecerá en nosotros y así nuestro gozo será completo

·         Su mandamiento es este: que nos amemos unos a otros como él nos ha amado

·         Su amor ha sido tal que ha dado su vida por nosotros, a esto estamos invitados a dar la vida unos por otros.

·         Cada uno de nosotros puede mirar su propia vida y ver de cuantas maneras tenemos la oportunidad de dar la vida unos por otros.

·         Las oportunidades se nos presentan continuamente, las invitaciones del Señor están siempre presentes, sólo nos falta saber escuchar, detenernos en nuestras carreras y hacer silencio dentro de nosotros y entonces escucharemos su invitación: ama como yo te he amado.

·         Éste es mi mandamiento, pero lo que te ayudará a vivirlo no es que lo veas como mandamiento, sino que me mires a mí como he vivido entre ustedes, como te trato yo a ti, haz tu otro tanto. 


RINCON CLARETIANO
 

 

 

Cuando vino el real permiso de Madrid, para la fundación, entonces vieron el Arzobispo y el Provisor; el error que antes despreciaron como un aviso de una mujer ignorante y alucinada en su modo de pensar.

El Provisor vino a leerme el Real permiso, al locutorio, y sin parar la atención a las leyes, fijó el día para mi profesión, mas yo sin contradecirle me reía interiormente porque aunque yo no tengo letras, ya Dios me había dicho cómo habían de andar estas cosas, y estaba cierta que mi profesión dependía o había de venir de Roma, pero esto para el Provisor era una herejía

En palacio no se hablaba sino de esta profesión, y por el dicho de alguno empezaron a sospechar que el Arzobispo no podía profesarme, y entonces el Provisor, empezó a registrar libros y vio que realmente no podía hacerse la profesión sin que hubiese una monja profesa o expreso permiso del Papa. (María Antonia París, fundadora de las Misioneras Claretianas, Autobiografía 202-205)  

Yo en todos ellos tenía que aprender, pues me daban ejemplo de todas las virtudes, singularmente de humildad, obediencia, fervor y deseo de estar siempre trabajando. Nunca se vio en ninguno de ellos displicencia de ir a alguna parte; todos estaban siempre dispuestos para trabajar y con gusto se ocupaban en lo que se les mandaba, ya fuese en las misiones, que era lo más común; ya en cuidar de alguna parroquia o vicaría foránea. Por manera que a ellos todo les era igual; nunca jamás pidieron ni rehusaron cosa ni ocupación alguna. (Antonio María Claret, Fundador de las Misioneras Claretianas, Autobiografía 607)

BIBLIOGRAFÍA
CLARET, Antonio María. Autobiografía.
PARIS, María Antonia. Autobiografía en Escritos, con Comentarios por   Juan Manuel Lozano.
SAGRADA BIBLIA – Versión Oficial de la Conferencia Episcopal Española, 2012.

 

 

 

 

Tuesday, April 28, 2015


QUINTO DOMINGO DE PASCUA –   2015
«  A partir de este quinto domingo de Pascua la Iglesia en su liturgia nos va preparando para el misterio de la Ascensión del Señor.

«  Los evangelios están tomados del discurso de despedida de Jesús después de la Última Cena, antes de sufrir su Pasión para nuestra redención y salvación. 

«  Hoy el Evangelio nos recuerda que Jesús nos ha dicho que con Él todo lo podemos pero sin Él nada. 

«  Y esto se nos presenta de manera viva en los Hechos en que la Iglesia es fiel a la Palabra de Jesús que nos invita a amarnos como Él nos ama.  

 PRIMERA LECTURA – Hechos 9, 26-31
-          En los Hechos de los Apóstoles Lucas nos narra ciertos acontecimientos de las primeras comunidades eclesiales.

-          Su interés no está en dar información de hechos históricos concretos, ya que los destinatarios de su escrito conocían estos hechos que habían ocurrido solamente unos 40 o algo años antes.

-          Lucas quiere invitar a sus destinatarios a mirar a estos hechos y reinterpretarlos a la luz de la fe y amor en Jesús y descubrir en ellos la presencia del Espíritu Santo en medio de ellos que los impulsa a vivir como Jesús vivió.

-          Tal vez nos pudiera ayudar a todas las comunidades eclesiales actuales, todas nuestras parroquias y los grupos dentro de ellas a mirar a nuestra historia comunitaria y descubrir en ella la presencia viva del Espíritu que nos va guiando a través de acontecimientos que a veces nos pueden parecer que no tienen ninguna relación entre si.

-          Y no solo las comunidades como tal, sino cada uno de nosotros podríamos hacer lo mismo con nuestra vida como seguidores de Jesús y miembros de una comunidad eclesial.

«  Los domingos pasados hemos oído en diversas ocasiones a Pedro hablar de Jesús a los judíos.

«  Hoy Lucas nos presenta a Pablo que ha regresado a Jerusalén.

«  Por más que quiere unirse a los demás discípulos, estos le tienen miedo.

«  Pero hay un discípulo que se deja llevar del Espíritu de Jesús y se esfuerza en hacer realidad en su vida el precepto de “amanse como yo los he amado”. Y se fía de Pablo al que conoció en Damasco.

«  Por su parte Pablo sigue siendo el hombre apasionado por las cosas de Dios. Antes persiguió a los de esta nueva secta “los del camino” porque en su corazón entendía que ofendía a Yhwh, el Dios de Israel, el único Dios.  Ahora su pasión se ha volcado en dar a conocer, ser testigo de Jesús que le salió al camino y le va mostrando poco a poco “cuanto tendrá que sufrir por su nombre”.

«  Ya empieza a sufrir, la desconfianza de sus hermanos cristianos y de sus hermanos judíos.

«  Unos desconfían de él, los otros quieren matarlo.

«  Este texto de hoy termina con unas palabras que son como un resumen que nos presenta Lucas de la Iglesia:

o   Tiene paz y esto le da el ambiente propicio para

o   Progresar y aumentar en número

o   ¿Cuál es el progreso que nos presenta Lucas?: progresa en el temor del Señor, es decir en la fidelidad amorosa a su Señor, como hemos visto en la lectura de hoy, la Iglesia pequeña que está naciendo y desarrollándose se esfuerza en vivir el mandamiento de su Señor “ámense unos a otros como yo los he amado.”

o   Como resultado de todo esto la Iglesia goza de la consolación que le da el Espíritu Santo, el Espíritu de Jesús que el mismo Jesús ha enviado a su Iglesia.

o   Esta consolación viene de la certeza de estar como Iglesia envuelta toda ella por esta presencia amorosa del Espíritu, por lo tanto estar, aunque de manera velada, en la vida íntima de la Santísima Trinidad, en este dar y recibir amor   continuamente entre los Tres.  

Salmo  responsorial. Salmo 22,26-27. 28. 30. 31-32
TE ALABARÉ SEÑOR EN LA ASAMBLEA DE TU PUEBLO

Por eso te alabaré en la gran asamblea
y cumpliré mis votos delante de los fieles:
los pobres comerán hasta saciarse
y los que buscan al Señor lo alabarán.
¡Que sus corazones vivan para siempre! 

Todos los confines de la tierra
se acordarán y volverán al Señor;
todas las familias de los pueblos
se postrarán en su presencia.

Todos los que duermen en el sepulcro
se postrarán en su presencia;
todos los que bajaron a la tierra
doblarán la rodilla ante él, 

Para él mi alma vivirá
Mi descendencia glorificarán su poder.
Hablarán del Señor a la generación futura,
anunciarán su justicia a los que nacerán después,
porque esta es la obra del Señor. 

Hagamos una pequeña reflexión sobre la primera y la última estrofa  

Primera estrofa: vv. 26-27
§  Cumpliré mis votos ante los que temen al Señor. Es decir mi conducta será transparencia de mi fe.

§  Los pequeños serán saciados. Podemos parafrasear: los que temen al Señor serán saciados. ¿De qué? De la alegría que brota y se contagia al ver a otros ser fieles a sus votos.

§  Los que buscan al Señor lo alabarán, porque ven su obra en los que cumplen sus votos.

§  El salmista invita a “tener el corazón alegre”. ¿Por qué?

§  Porque el Señor está en medio de su pueblo, de su asamblea en todos cuantos cumplen sus votos al Señor. De la presencia del Señor en sus vidas al ver a sus hermanos ser fieles a sus votos.  

Última estrofa  vv. 31-32
§  “Mi descendencia” los que vendrán después de mi, los míos ¿Quiénes son estos míos?

§  Servirá al Señor y hablará de Él de su justicia a la generación futura, a un pueblo que todavía no ha nacido. ¿qué quiere decir justicia?

§  Así actuó el Señor, sí así actúa el Señor, así la fe pasa de boca en boca, de generación de creyentes a otra generación de creyentes. Así ha llegado hasta nosotros y no podemos ser obstáculo en esta transmisión, hemos de ser parte para que la generación venidera alabe a nuestro Dios por las maravillas que ha hecho y así la comunidad de los creyentes crezca y tenga paz.  

SEGUNDA LECTURA: 1 Jn 3,18-24
*      Juan invita a su comunidad a amar de verdad y no sólo hablar del amor.

*      El amor que tenemos nos asegura que estamos entregados a la Verdad. Recordemos que la Escritura habla de Dios diciendo Dios es Amor, Dios es Verdad.

*      El consuelo que tenemos, cuando nuestra consciencia nos acusa, es que Dios es quien nos conoce, todo lo nuestro le es conocido.

*      Y por otro lado, si la consciencia no nos acusa, podemos estar seguros de alcanzar cuanto pedimos.

*      ¿Qué quiere decir esto? ¿Es algo mágico?

*      No. la respuesta nos la da el versículo siguiente, la razón es que guardamos sus mandamientos.

*      ¿Pero entonces es que lo que se nos concede es un premio por la fidelidad a los mandamientos?

*      No. Si somos fieles a sus mandamientos, si los guardamos, los vivimos, quiere decir que hemos dejado entrar en nuestro corazón el Espíritu del Señor, el Espíritu Santo que nos hace iguales a Jesús. Tenemos los mismos sentimientos que Cristo Jesús, y por lo tanto solo pedimos aquello que Jesús también pediría. No necesitamos nada más que al Señor y lo que Él quiere.  

 EVANGELIO JUAN 15, 1-8
Ø  El tema de la vid nos recuerda que en el Antiguo Testamento  Israel es llamado la “viña del Señor”.

Ø  Jesús nos dice que Él es la vid, Él es la plenitud de lo que Israel estaba llamado a ser la “vid, la viña” de YHWH. 

Ø  Juan describe a Dios como el viñador que toma buen cuidado de su viña: arranca lo que está muerto y seco, poda lo que está vivo para que tenga vida en abundancia.

Ø  Jesús invita a los suyos a vivir en Él, como Él vive en nosotros.

Ø  Nos dice que sin estar unidos a Él no podemos dar fruto.

Ø  Aquí sale el mismo tema que leemos en la carta de Juan  “quien está unido a Él por haber aceptado su palabra, haberla hecho parte de nuestro ser, parte de nosotros mismos, pedirá lo que quiera y eso se hará.

Ø  Lo mismo que hemos dicho en relación a la carta, lo que pedimos se hará porque por la unión con Jesús nuestros sentimientos son los de Cristo Jesús y pedimos aquello que Cristo pide, por eso se hace.

Ø  Cuando nos hacemos discípulos de Jesús y damos fruto, glorificamos al Padre.  Esta sola palabra tiene que llenarnos de tanta confianza en el Señor, que la semana pasada se nos presentaba con la imagen del Pastor y hoy con la imagen de la Vid.

Ø  Dice José A. Pagola: La Iglesia no podrá cumplir su misión en el mundo contemporáneo si los que nos llamamos cristianos no nos convertimos en discípulos de Jesús, animados por su espíritu y su pasión por un mundo más humano. (mi traducción del texto en inglés)

Ø  Decía Karl Rahner que en el futuro   el cristiano solo podrá serlo siendo un místico. Místico quiere decir alguien que ha entrado en la profunda intimidad del Pastor, del Maestro, que deja que la savia de la vid corra por sus venas y le de vida en abundancia.

Ø  ¡Qué evangelios tan consoladores durante la Pascua! Todos nos recuerdan y nos invitan a la intimidad con el Señor, y a encontrar nuestro gozo precisamente en esta intimidad profunda con Él.  
 
RINCON CLARETIANO

Con tantos sinsabores iba Dios como preparándome para recibir la grande, la indecible alegría que había de inundar mi alma al llegar la Bula de Roma, que vino el 16 de julio de 1855, con tanta prontitud como yo esperaba y se la había dicho al Arzobispo siempre que me ponía tantas dificultades. Las luchas y peleas, lágrimas y suspiros que me cuesta la fundación de esta primera casa, sólo Dios que se complace en los suspiros de un corazón atribulado (por su amor), las sabe. María Antonia París, Fundadora de las Misioneras Claretianas. Autobiografía 202.   

 

Estos son los sujetos que me acompañaron en mis trabajos apostólicos de aquella diócesis tan llena de malezas y espinas. Muchísimas gracias debo dar a Dios por haberme deparado tan buenos compañeros. Todos fueron de conducta intachable. Jamás me dieron un disgusto; por el contrario, todos me sirvieron de grande consuelo y alivio, todos eran de muy buen genio y de solidísima virtud; desprendidos de todo lo terreno, nunca jamás hablaban ni pensaban en intereses ni honores; su única mira era la mayor gloría de Dios y la conversión de las almas. Antonio María Claret, Fundador de las Misioneras Claretianas. Autobiografía 606.  

BIBLIOGRAFÍA
CLARET, Antonio María. Autobiografía.
FLOR SERRANO, Gonzalo. Los Salmos en Comentario al Antiguo Testamento II. La Casa de la Biblia 1997.
PAGOLA, JOSE A. Following in the Footsteps of Jesus. Meditations on the Gospels for Year B. Miami 2011
PARIS, María Antonia. Autobiografía en Escritos, con Comentarios por   Juan Manuel Lozano.
RAVASI, Gianfranco. Según las Escrituras. Año B. Ediciones San Pablo. Bogotá 2005.
SCHÖKEL, Luis Alonso. Comentarios en la BIBLIA DE NUESTRO PUEBLO. Ediciones Mensajero. China 2010