Monday, October 13, 2014

XXIX DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO - OCTUBRE 19, 2014


ü   El Señor es el único Dios.
ü  El ser humano es la imagen de Dios.
ü  Todo y todos le están sometidos, Él es el único Señor.
 
PRIMERA LECTURA  Is 45,1.4-6
o   Ciro  II el Grande, rey de Persia, ha dejado una huella imborrable en la Biblia.
o   Debido a su forma de gobernar es llamado Mesías en el libro de Isaías, siendo la única persona no judía a quien se le da este nombre.
o   Ciro es famoso también por sus leyes que respetaron a sus ciudadanos, respetaron las diferentes costumbres y leyes de los países dominados.
o   En la lectura de este domingo leemos que el Señor dice a su “ungido, Ciro”
o   Dios abre puertas delante de Ciro, le facilita el camino y deja abiertos los cerrojos.
o   Démonos cuenta que esto se dice a un rey pagano, pero que ha sabido escuchar la ley interna que Dios nos ha dado a cada uno de nosotros.
o   Dios le dice a Ciro que por amor a su pueblo Israel, lo ha llamado a él y le ha dado un título de poder, a pesar de que Ciro no conoce el verdadero Dios que hace todo esto en él.
o   Dios es el único Dios,  no hay otro, nadie puede competir con él de iguales.
o   Él es quien arma a Ciro para que pueda realizar la misión a que lo llama, aun sin que Ciro conozca a Dios.
o   Así las gentes reconocerán que no hay otro Dios.
o   Qué hermoso es darnos cuenta de que Dios llama a quien quiere para darle una misión y que todos tenemos la capacidad de responderle, los que le conocemos y los que no le conocen.   
 
SALMO RESPONSORIAL Sal 96,1.3.4-5.7-8.9-10
DEN A DIOS GLORIA Y HONOR
Canten al Señor un canto nuevo,
cante al Señor toda la tierra;
Anuncien su gloria entre las naciones,
y sus maravillas entre los pueblos.
 
Porque el Señor es grande y muy digno de alabanza,
más temible que todos los dioses.
Los dioses de los pueblos no son más que apariencia,
pero el Señor hizo el cielo;
 
Aclamen al Señor, familias de los pueblos,
aclamen la gloria y el poder del Señor;
aclamen la gloria del nombre del Señor.
Entren en sus atrios trayendo una ofrenda,
 
 
adoren al Señor al manifestarse su santidad:
¡que toda la tierra tiemble ante él!
Digan entre las naciones: «¡el Señor reina!
El mundo está firme y no vacilará.
El Señor juzgará a los pueblos con rectitud.
 
ü  Este salmo es un himno a la realeza de Dios
ü  La creación entera y la humanidad están todos invitados a cantar la grandeza de Dios
 
EVANGELIO  Mt 22,15-21
v  El evangelio que leemos en este domingo es la continuación del de domingo pasado.
v  En el rechazo a la invitación del rey a las bodas de su hijo, les quedó claro a los fariseos y sacerdotes que Jesús les hablaba a ellos directamente.
v  Jesús sigue su esfuerzo por ganar esos hombres, para que reconozcan lo que Dios les está diciendo a través de su Hijo predilecto, Jesús.
v  ¡Qué terrible capacidad la del ser humano, que puede rechazar a su creador y Padre y luchar contra él, al mismo tiempo que está recibiendo la vida y todo su ser de ese mismo Padre al que rechaza!
v  Dice el evangelio que ellos se retiran para ver que hacen para atraparle en algo que pueda perjudicarle.
v  Ya saben qué, el pago del tributo al Imperio Romano.
v  ¿Es lícito pagar el impuesto? ¿Es lícito para nosotros pueblo escogido pagar impuesto a un rey pagano, cuando nuestro rey es Dios?
v  Estos hombres en su odio contra Jesús, en su afán de conservar el poder no cuentan con la pregunta que Jesús les va a poner.
v  ¿En la moneda con que pagan el tributo, la imagen que lleva de quién es?
v  Es la del César, pues será que ustedes le devuelvan al César lo que es suyo.
v  Si usan esta moneda sin escrúpulo de hacerlo, a pesar de que ustedes dicen que sirven solamente al verdadero Dios, tendrán que darle al césar de estas monedas las que él considere que necesita para su vida, placer y abuso de poder.
v  Y tendrán que darle a Dios lo que es suyo.
v  No es que Jesús ponga a la par al César  y a Dios, sino que les recuerda que todos somos la imagen de Dios, que la llevamos impresa en todo nuestro ser, por lo tanto no pertenecemos a nadie más que a Dios.
v  No es que tengo que escoger entre Dios y el César, no, porque el César también le pertenece a Dios pues es su imagen como lo somos todos.
v  ¡Qué manera tan hermosa de recordarnos Jesús que llevamos impresa en nosotros la imagen sagrada de Dios!
v  ¿Acaso no es esto lo que nos dice casi al inicio del libro del Génesis, Dios habla consigo mismo y dice “hagamos al hombre a nuestro imagen y semejanza.”
v  Somos esta imagen sagrada, cada hombre sea quien sea es esta imagen. Decía mi fundador San Antonio María Claret “y ¿no voy a estar inquieto de que esta imagen esté sucia, rota, deteriorada por el pecado? Esto me mueve a correr, gritar…. Para que mis hermanos no se pierdan…”
v  Esto es también lo que nos tiene que mover a proclamar con nuestra vida y nuestras palabras el evangelio, la buena nueva, de que Dios, el Padre de Jesús es también mi Padre, y Jesús es mi hermano. 
 
SEGUNDA LECTURA   1 Tes 1,1-5b
*      Esta carta es el primer documento escrito del Nuevo Testamento, antes de los evangelios antes de todos los demás libros del Nuevo Testamento.
*      Fue compuesto aproximadamente en el año 51 cuando Pablo estaba en Corinto
*      Se percibe a través de las palabras de Pablo que se trataba de una comunidad joven y ferviente, como ocurre siempre después del primer anuncio del evangelio.
*      Después de 20 años  aproximadamente  de la ascensión  de Jesús,  a través de la carta,  percibimos algunos de los contenidos de  la fe de esta comunidad:    
o   La Trinidad
o   Dios como Padre
o   La misión de Jesús: Mesías, su muerte, resurrección y su futuro retorno.
o   Las tres virtudes: fe, esperanza y caridad.
 
Veamos ahora el contenido de la lectura de este domingo:
Ø  Pablo juntamente con sus colaboradores  saluda, al inicio de esta carta,  a la comunidad de Tesalónica.
Ø  El saludo es deseando la gracia y la paz de Dios Padre y del Señor Jesús.
Ø  Estimula la comunidad recordándoles lo positivo que hay entre ellos:
o   Sus obras de fe, amor y esperanza en Jesucristo el Señor
o   Les recuerda como fueron escogidos
o   Pues el evangelio no llegó a ellos solamente con palabras, sino con obras de poder del Espíritu Santo
o   Y con mucha convicción. Parece decir que los que anunciaron el evangelio lo hicieron con tanto entusiasmo que tuvieron la capacidad de convencerlos.
Ø  Esta carta ahora va también dirigida a nosotros, seguidores de Jesús del siglo XXI.
Ø  La lectura del inicio de esta carta es una buena oportunidad para mirar nuestra propia comunidad y recordar lo bueno y positivo que hay en ella: lo que Dios hace y lo que nosotros acogemos y que transformar nuestras vidas.
o   También a nosotros nos ha convocado la fuerza de la predicación de quienes nos anunciaron el evangelio y nos lo siguen anunciando
o   También nosotros hemos crecido y seguimos creciendo en fe, esperanza y caridad
Ø  Y ahora nos podemos preguntar, ¿sabemos nosotros continuar este anuncio entusiasta, con mucha convicción,  del evangelio a los demás hermanos y hermanas que encontramos en el camino de la vida para poderlos invitar a participar y ser parte de nuestra comunidad de fe?
 
RINCON CLARETIANO
 
En la sala que nos recibieron había diez sillas, y una mesa en el comedor. En la cocina había una chocolatera y una sartén. Me alegré tanto al ver la casa tan despoblada, que saltando de contento decía: «Viva la Santa Pobreza hermanas mías». Éste fue el guarnimiento de éste nuestro primer convento. El día siguiente nos trajeron toda la comida de la casa del cura de la Santísima Trinidad, que era el señor que nos había encargado o recomendado el Arzobispo.
Después ya nos quedamos con una sola criada y nos arreglamos nosotras con la gracia de Dios, que bien pronto nos proporcionó trabajo para podernos sustentar con el sudor de nuestro rostro sin ser molestas a nadie. Gracia fue muy grande de Nuestro Señor el conservarnos la vida con tanto trabajo como hacíamos, con tan poca proporción y falta de todo lo necesario que todo ayudaba para hacer más pesado el mismo trabajo, que de sí lo era mucho, especialmente a personas que no estábamos acostumbradas, y sobre todo en un clima tan pesado y que era la estación más pesada. Fue tanta la gracia y fuerzas que Dios nos dio, que puedo decir con toda verdad que más trabajamos cuatro en un año, que trece en tres.   Venerable María Antonia París, Fundadora de las Misioneras Claretianas, Autobiografía 164.
Los temblores duraron desde [el] 20 de agosto hasta los últimos de diciembre, con algunas, aunque breves, interrupciones; pero, en cambio, había día de cinco temblores. Hicimos rogativas, y todos los Canónigos y demás Sacerdotes en procesión íbamos a la alameda de la villa del mar, en (donde) se levantó una capilla de tablas y un grande toldo, en que concurrían las Autoridades y demás gente de la Ciudad por la mañana.
Además de las letanías, se cantaba una misa de rogativas, y por la tarde, además del rosario y rogativas, yo hice o prediqué una misión exhortando a la penitencia, diciéndoles que Dios había hecho lo mismo que una madre que tiene un hijo muy dormilón, que le menea el catre para que despierte y se levante, y que si esto no sirve, le castiga el cuerpo. Que lo mismo hace Dios con aquellos hijos pecadores aletargados: ahora les ha movido el catre, la cama, la casa, y, si aún no se despiertan, pasará a castigarles el cuerpo con la peste o cólera, pues me lo dio a conocer Dios N. S. Algunos del auditorio lo tomaron muy a mal y murmuraban de mí, y he aquí que apenas había transcurrido un mes, cuando se manifestó el cólera morbo de una manera espantosa; hubo calle en que en menos de dos días se murieron todos sus habitantes. San Antonio María Claret, Fundador de las Misioneras Claretianas, Autobiografía 534-35.
 


       

Tuesday, September 30, 2014

XXVII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO - OCTUBRE 5, 2014

Ø  Por tres domingos seguidos hemos escuchado parábolas que tienen que ver con una viña
o   Los que van a trabajar la viña y reciben todos el mismo salario
o   Los dos hijos a quienes el padre les pide que vayan a la viña a trabajar
o   Hoy se trata de la viña que el Señor ha plantado y arrendado.
Ø  Con estas parábolas el Señor ha querido llegar al corazón de los dirigentes de su pueblo, de aquellos que supuestamente deberían estar en el lugar de su Padre  aquí en la tierra.
Ø  Con la parábola de hoy es como si quisiera agotar todos los intentos para poder reconquistar a esos hombres por los cuales está entregando su vida con amor.
Ø  Tal vez tengamos que aplicar todo esto a nuestra vida particular, de comunidad y de iglesia.
 
PRIMERA LECTURA  Is 5,1-7
Este pasaje de Isaías tiene como tres partes:
  1. El canto de la viña dirigido a los habitantes de Jerusalén
    1. Viña que su amigo ha plantado
    2.  Viña que este amigo ha cuidado, la ha rodeado de toda clase de atenciones y de cariño
    3. Sin embargo lo que ha recogido han sido frutos amargos
  2. El amo de la viña pregunta a los habitantes de Jerusalén
    1. ¿Qué más podía yo hacer por mi viña, que no lo haya hecho?
    2. ¿Por qué me da frutos amargos en lugar de uvas?
  3. El amo dice que ya sabe lo que va a hacer
    1. Le va a quitar la protección, la cerca
    2. Será pisada por todos, será pasto de los animales
    3. La convertirá en una ruina
    4. No la cuidará como ha hecho hasta ahora, y más todavía
    5. Dirá a las nubes que no la rieguen
  4. Como conclusión el profeta Isaías nos dice que
    1. esta viña es la casa de Israel, el pueblo de Judá, ambos son su predilecto
    2. que cuando quiso encontrar sensatez, juicio, sabiduría
    3. en lugar de justicia no encontró más que violencia 
SALMO RESPONSORIAL Sal 80, 9,12,13-14,15-16,19-20  
 
LA VIÑA DEL SEÑOR ES LA CASA DE ISRAEL
Tú sacaste de Egipto una vid,
expulsaste a los paganos y la plantaste;
extendió sus sarmientos hasta el mar
y sus retoños hasta el Río.
 
¿Por qué has derribado sus cercos
para que puedan saquearla todos los que pasan?
Los jabalíes del bosque la devastan
y se la comen los animales del campo.
 
Vuélvete, Dios de los ejércitos,
observa desde el cielo y mira:
ven a visitar tu vid,
la cepa que plantó tu mano,
el retoño que tú hiciste vigoroso.
 
y nunca nos apartaremos de ti:
devuélvenos la vida e invocaremos tu Nombre.
¡Restáuranos, Señor, Dios de los ejércitos,
que brille tu rostro y seremos salvados!
 
*      Este domingo en la liturgia leemos o cantamos 4 de las estrofas de este salmo 
*      En la primera el salmista habla con Dios para recordarle como sacó a su viña de Egipto y como la cuidó y rodeó de tantas atenciones
*      En la segunda estrofa el salmista le pregunta a Dios, por qué este cambio, por qué deja a su viña devastada y abandonada.
*      En la tercera estrofa el salmista le pide a Dios que venga a visitarnos, que venga a curarnos, a cuidarnos de nuevo
*      En la cuarta es la promesa hecha a Dios en nombre de la viña, promesa de conversión, de cambio de vida. 
 
EVANGELIO Mt 21,33-43
Ø  Jesús cuenta a los jefes de su pueblo esta parábola, y ellos entiende muy bien que va dirigida a ellos.
Ø  Esta parábola se parece grandemente a la lectura de Isaías que hacemos este mismo día, el poema de la viña
Ø   Cuando llega el tiempo de recoger los frutos, el amo envía sus mensajeros, sus servidores, pero los maltratan y matan a todos
Ø  Finalmente manda al hijo, y a ésta también lo matan fuera de la viña, alusión clara a como morirá y donde morirá Jesús.
Ø  Y ahora Jesús pasa de un ejemplo de la agricultura, la viña a uno de construcción, la piedra que los constructores desechan
Ø  Piedra desechada y que se convierte en la piedra angular
Ø  Y Jesús termina hablando con una claridad y crudeza impresionante
Ø  Les digo que el Reino les será quitado y se dará a un pueblo que produzca frutos
Ø  Todo cuanto leemos en la Eucaristía, o en la Biblia en cualquier otro contexto de oración o formación fue escrito para nosotros, aunque sus autores no nos conocían, pero si el Padre Dios que inspiró a los escritores
Ø  Recibimos el mismo mensaje con otros matices, que recibimos en las dos últimas semanas, la salvación se nos da regalada, pero nosotros hemos de cuidarla, porque podemos perderla.
 
SEGUNDA LECTURA   Flp 4,6-9
Ø   Dice Pablo a su comunidad, no tengan angustia ni ansiedad alguna
Ø   Díganle a Dios su petición, su necesidad y luego quédense en paz, acepten la paz de Dios
Ø  Paz que según  Pablo sobrepasa todo entendimiento, toda capacidad de comprender.
Ø  Luego Pablo invita a su comunidad, a cada cual en particular a dejarse llevar del bien, a obrar rectamente.
Ø  Termina el fragmento de hoy, invitando a su comunidad a continuar haciendo el bien.
Ø  Y así la paz de Dios estará con nosotros.
 
RINCON CLARETIANO
 
 
Cuanto más nos internábamos en aquel mar inmenso de aguas, más se internaba mi espíritu en el mar inmenso de Dios; cuando me miraba rodeada de aquella inmensidad de aguas, entonces me veía más claro que en un espejo en medio del Corazón de mi Dios y Señor, y era tanto lo que  le  gustaba a Dios este modo de considerar su infinita grandeza que no pocas veces me dejó sentir la blandura de sus santísimos brazos con que apretaba Su Majestad Santísima mi alma en su Sagrado Corazón. De aquí resultaba aquella tranquilidad inalterable que gozaba y aquel no cansarme un viaje tan dilatado como penoso. La inmensidad del mar me recordaba la inmensidad de Dios, y aquel cielo tan dilatado me recordaba los espacios inmensos de la gloria de los bienaventurados. La estrechez del  buque, el crujido de las maderas y el ruido continuo de las bombas, que no paraban de día ni de noche, me recordaba lo primero: la apretura en que están los pobrecitos condenados en la estrecha cárcel del infierno; y el crujir de las maderas y ruido continuo de las bombas, los llantos y crujir de dientes con la confusión que padecen los condenados. Esta gracia me hacía Dios, que ninguna cosa me hacía padecer, en vista del cielo y del infierno. Bendito sea Dios, Padre de Nuestro Señor Jesucristo que tan abundantemente paga las gracias que Él mismo da.Venerable María Antonia París, Foundress of the Claretian Missionary Sisters, Autobiography 159.
 
 
Quien no ha experimentado lo que son los temblores grandes, no se puede formar de ellos una idea, pues que no consisten únicamente en la oscilación u ondulación de la tierra y el ver cómo corren los trastos y muebles de la habitación de una a otra parte. Si no fuera más que esto, los que han navegado podrían decir que en una mar gruesa lo han visto en un buque; pero no es esto sólo, hay algo más en un terremoto.
¡Ay!, uno ve que los caballos y demás cuadrúpedos, que son los primeros que los presienten, se ponen de cuatro pies firmes, como una mesa firme; ni con todos los latigazos ni espuelazos se pueden mover; después se ven las aves, v.gr., gallinas, pavos, palomas, pericos, catéis, loritos, etc., que [dan] gritos, graznidos, chillidos y aspavientos; y luego se oye un trueno subterráneo, y al cabo de poco se ve menear todo, y se oyen los crujidos de las maderas, puertas, paredes y se ven caer pedazos del edificio; pero lo que es más, la chispa eléctrica que anda con todo esto, y se ve en los gabinetes que el aparato del imán con el hierro, cuando da el temblor, se descompone completamente.  San Antonio María Claret, Fundador de las Misioneras Claretianas, Autobiografía 530-31
BIBLIOGRAFÍA
CLARET, Antonio María Claret, Autobiografía.
PAGOLA, José A.   El camino abierto por Jesús. PPC 2012
PARIS, María Antonia, Autobiografía
STOCK, Klemens. La Liturgia de la Palabra. Ciclo A (Mateo)  2007
LA BIBLIA, traducción tomada de la página web del Vaticano.
LA BIBLIA DE NUESTRO PUEBLO, Luis Alonso Schökel.
SAGRADA BIBLIA. Versión oficial de la Conferencia Episcopal Española.