Monday, March 2, 2015

TERCER DOMINGO DE CUARESMA – 2015


 

«  Las lecturas de este domingo nos ponen delante la Ley de Dios y a Jesús como encarnación de esta Ley y del Templo.  

PRIMERA LECTURA – Ex 20,1-17

Ø   El pueblo que ha sido liberado de Egipto por Dios, y que ha hecho alianza con Dios en el Sinaí, es llamado por su mismo Dios a traducir  esta alianza  en comportamientos que reflejen la realidad de este amor esponsal entre Dios y su pueblo, y la respuesta agradecida del pueblo.

Ø  La Ley, la Torah se refiere al comportamiento con Dios, con las demás personas y con toda la creación.

Ø  La alianza ha sido hecha entre Dios y el pueblo, no hay pecados contra Dios y otros contra el prójimo, todos serán pecados contra Dios.

Ø  Esto  explica por qué Jesús al despedirse de los suyos nos dejó un solo mandamiento, el amor fraterno, porque este amor supone el amor a Dios.

Ø  La gratitud hacia Yavé que ama y libera es la razón de vivir el decálogo, si separamos el decálogo de la alianza pierde todo su valor.

Ø  La moral bíblica pasa del amor agradecido al Señor, a un compromiso matrimonial, y luego a la moral de imitación.

Ø  El pueblo de Israel tiene que continuar en el mundo la obra de liberación iniciada por Dios.

Ø  Con su fidelidad a la alianza manifestada en el contenido de la Ley, ayuda a sus hermanos y hermanas miembros de la raza humana a que descubran, a través del testigo, al Dios que los ama.

Ø  El código de la alianza está formulado en forma negativa. Es la forma más amplia del precepto, más que la formulación positiva.

Ø  La formulación negativa de la  ley permite todas las demás acciones no prohibidas.

Ø  Esta forma de formular la ley la hace universal y para siempre, no importan las culturas, los tiempos, las costumbres de los pueblos. Esta ley es válida siempre y para todos.

Ø  Contenido del Decálogo, las 10 Palabras de amor de Dios en el Sinaí:

o   En la primera palabra,

§  Dios se presenta le recuerda a Israel lo que ha hecho para él.  Por lo tanto Israel no tendrá otros Dioses.

§  Dios dice “tu Dios” con lo cual se compromete a la fidelidad a su pueblo,

§  Por eso la prohibición de tener otros dioses que no son Dios. La llamada a ser fiel como lo es Dios.  Aquí entra la imagen del amor esponsal, del pecado como adulterio o infidelidad matrimonial. 

o   En la segunda palabra

§  Respetar el nombre de Dios.

§  De acuerdo a la cultura de los pueblos de la Biblia, el nombre equivale a la persona, se nos pide respetar con amor a nuestro Dios y Señor.

§  De alguna manera se nos pide reconocer su presencia que hace sagrado todas las realidades de la creación y de la humanidad, supuestamente menos el pecado porque el pecado nos deshumaniza.

§  Esto nos exige el respeto a toda vida creada, a todo lo creado.

o   En la tercera palabra

§  El descanso semanal a imitación de Dios que creó en 6 días de acuerdo al primer relato de la creación

§  El pueblo es invitado a través de todo el decálogo a imitar a su Dios.

§  Descanso en que Dios nos re-crea, repara aquello que en nosotros se ha disminuido, invitación a buscar a Dios de manera especial y por tanto también a la comunidad creyente para re-crearnos juntos.

§  El sábado lo ha bendecido Dios, lo ha hecho santo como Dios es santo.

En las palabras que siguen Dios invita a su pueblo a mirar al resto de la creación y reflexionar en la forma de amarla y respetarla porque es obra suya.

o   Dios en las demás  Palabras de amor que son la Ley nos prohíbe

§  Dañar la vida, en las muchas formas en que podemos hacerlo

§   La infidelidad al amor matrimonial, imagen del amor de Dios a su pueblo

§  El robo, el quitarle a otro lo que es suyo, profanar los bienes materiales de la creación

§  Hablar mentira

§  Desear quitarle los bienes de nuestro hermano o Hermana. 

o   Al mismo tiempo nos invita a todas las acciones positivas que se derivan de cada una de estas realidades:

§  Amar los padres, la familia, la patria, la comunidad, los diferentes grupos a los que pertenecemos, y también respetar y amar los demás grupos diferentes a nosotros

§  Respetar la vida pues Dios es el Dios de la vida y la vida es un regalo

§  Respetar y agradecer nuestra sexualidad que nos da la posibilidad de comunicarnos con los demás personas a niveles menos profundos y al nivel profundo del matrimonio.

§  Cuidar los bienes de la creación

§  Hablar siempre verdad de palabra y de obra. Expresar en el arte la belleza que el Creador a puesto en la creación.

§  Respetar lo que no nos pertenece y es de nuestro prójimo.

SALMO RESPONSORIAL

SEÑOR TÚ TIENES PALABRAS DE VIDA ETERNA

La ley del Señor es perfecta,
reconforta el alma;
el testimonio del Señor es verdadero,
da sabiduría al simple. 

Los preceptos del Señor son rectos,
alegran el corazón;
los mandamientos del Señor son claros,
iluminan los ojos.

la palabra del Señor es pura,
permanece para siempre;
los juicios del Señor son la verdad,
enteramente justos. 

Son más atrayentes que el oro,
que el oro más fino;
más dulces que la miel,
más que el jugo del panal. 

v  Este salmo es un canto a la Ley de Dios, a su hermosura, su perfección, su capacidad de darnos alegría

v  En estas cuatro estrofas la ley es:

o   perfecta y reconforta el alma,

o   clara e ilumina los ojos y da alegría al corazón

o   pura, permanente, justa

o   más atrayente que cualquier otra cosa apetecible.  

SEGUNDA LECTURA 1Cor 1,22-25

«  Los Judíos le pidieron signos a Jesús para poder creer, o aceptar su mensaje

«  Los griegos, tan llenos de sabiduría humana piden lo que ellos llaman “sabiduría”

«  Pero dice Pablo que Cristo es esta “sabiduría” de Dios que parece una necedad o un escándalo

«  Y dice Pablo algo muy fuerte, la “debilidad de Dios=Jesús en la cruz” es más poderosa que los hombres

«  Cristo en la cruz en la cima del Gólgota es la Alianza que se expresa en la Nueva Ley, la Ley del escándalo de la cruz. ¡ESTA ES NUESTRA LEY!!!!  LA LEY DE LOS SEGUIDORES DE CRISTO CRUCIFICADO Y RESUCITADO!!! Fábula, escándalo, necedad….  

EVANGELIO JUAN 2,13-25

*      Este evangelio tiene dos partes: la purificación del Templo y la señal que Jesús les da

*      Este episodio ocurre durante

o   la primera Pascua de Jesús en el primer año de su ministerio.

o   Juan nos habla de tres Pascuas: la del Templo, la del Pan de vida, la de su muerte y resurrección

o   Los sinópticos hablan de una sola Pascua la última, donde ellos ponen este episodio de la purificación del Templo.

§  Jesús al mismo tiempo que tira las mesas de los cambistas (cambiaban la moneda profana con la imagen del César por la moneda sagrada para darla al Templo), y echa los vendedores de animales; también dice palabras de la Escritura: No hagan de mi casa un mercado

§  Añade el evangelista Juan que sus discípulos recordaron las palabras de la Escritura”El celo de tu casa me devora.”

§  “Recordar” no es mirar hacia atrás es hacer presente, es entrar en el significado de las palabras, esto es lo que hicieron sus discípulos después de la resurrección.

o   La segunda parte de esta lectura tiene que ver con el signo que piden:

§  Jesús da un signo misterioso y provocador

§  La destrucción del Templo y su ser levantado de nuevo

§  Dice Juan que solamente después de la resurrección sus discípulos “recordaron” entendieron que hablaba del templo de su cuerpo.   también que

§  Jesús es

·         el verdadero Templo donde Dios es de verdad adorado.

·         El Templo donde nosotros adoramos a Dios como nos pide la primera palabra pronunciada en el Sinaí

·         Pero Jesús es también la Ley, la plenitud de las Palabras habladas por Dios en el Sinaí.

·         Porque Dios es la LEY, y Jesús es el Verbo=el Hijo=la Segunda Persona de la Trinidad hecho hombre y por lo tanto es la LEY hecha visible entre nosotros.

·         Desde que el Verbo encarnado=Jesús ha vivido entre nosotros, no tenemos otra LEY  que sus PALABRAS eco y plenitud de las PALABRAS DE AMOR DICHAS POR YAVÉ EN EL SINAÍ. 

CICLO A
Para los que tienen catecúmenos en sus parroquias y usan las lecturas del Ciclo A, les pongo a continuación una meditación sobre el evangelio de este Tercer Domingo de Cuaresma. 

Evangelio de Juan 4, 4-26.29-42
Ø  Luis Alonso Schoekel en su comentario en la Biblia de nuestro Pueblo hace una reflexión muy interesante sobre este pasaje:

o   Según él dice en la Biblia una mujer es símbolo y encarnación de su pueblo. Por eso invita a enfocarnos más en la conversión del pueblo de Samaria más que en la conversión de la mujer misma.

o   Según datos del AT Samaria se había formado por la unión de cinco tribus que habían repoblado el lugar después de ser conquistada por Asiria

o   Cada uno de estos pueblos trajo su propio Dios. Tengamos esto en cuenta mientras vamos meditando sobre el rico contenido del relato:

§  Jesús pasa por Samaría, al hacer esto incurría en impureza legal pues pasaba por el territorio de un pueblo herético, cismático.

§  Se detiene junto al pozo, viene una mujer

§  Un hombre y menos un rabino no hablaban en público con una mujer pues esto era indigno de ellos. Jesús aquí sigue rompiendo las normas sociales establecidas.

§  Nos dice Juan que era el mediodía, seguramente quiere decirnos algo con esto. La hora de ir a buscar el agua sería normalmente a la hora más fresca por la mañana, pero esta mujer viene a la hora del calor. ¿Será que por su vida es mal vista y no puede ir a la hora en que se juntan las mujeres del pueblo?

§  Jesús le pide de beber, la mujer al principio no acaba de agradarle que este judío le hable, pero de todas formas siente la atracción de seguir hablando con él.

§  A medida que se va desarrollando la conversación, se cambian los papeles, ella es ahora la que le pide de beber “Señor dame de esa agua, para que no tenga sed y no tenga que venir acá a sacarla.

§  Jesús aparentemente cambia bruscamente el hilo de la conversación, la mujer pide agua para no tener que venir, quiere algo más fácil. Jesús va a tocar algo de su vida que no va a hacer las cosas más fáciles

§  Llama a tu marido. – No tengo marido – Dices verdad has tenido 5 (los 5 dioses cananeos de que hablábamos al inicio) el de ahora no es tuyo.

§  La mujer va haciendo poco a poco un proceso de interiorización y de verse como es, pecadora y aquel Judío, que al principio le parecía impertinente, lo ve ahora como profeta.

§  Ese profeta le descubre que de ahora en adelante los que adoran a Dios de verdad no necesitarán ningún lugar determinado, pues Dios quiere ser adorado, amado en espíritu y en verdad, desde el fondo de nuestra verdad.

§  La mujer menciona al Mesías que enseñará todo y recibe la más maravillosa de las revelaciones “Yo soy, el que habla contigo.”

§  El proceso de fe y de conversión que hace esta mujer guiada por Jesús es ejemplo e imagen de todo proceso verdadero de conversión.

§  La mujer deja el cántaro, el cántaro es como la imagen de su vida, de su sed de ser amada, ha tenido 5 maridos, esto nos dice cuanta sed de ser amada y de amar. Ya no necesita este cántaro, ha descubierto el amor del Mesías que la llena.

§  Se va al pueblo corriendo, a pesar del calor, vengan a ver un hombre que me ha dicho todo cuanto yo he hecho, ¿no será el Mesías?

§  ¿Cuál es nuestro cántaro? ¿Quiénes son nuestros maridos? ¿Dejamos que Jesús converse con nosotros? ¿Corremos a comunicar a otros las maravillas que ha hecho en nosotros?

BIBLIOGRAFÍA

  • GUILLÉN TORRALBA, Juan, “Éxodo” en Comentario al Antiguo Testamento I. La Casa de la Biblia, Estella Navarra, 1997.
  • LA BIBLIA DE NUESTRO PUEBLO, comentarios de Luis Alonso Schökel. Misioneros Claretianos, 2010.
  • LOZANO, Juan Manuel, Escritos María Antonia París, Estudio crítico, “El Misionero Apostólico”.   Barcelona 1985.
  • RAVASI, GIANFRANCO. Según las Escrituras.  Doble Comentario de las lecturas del domingo. Año B.  San Pablo, Bogotá,Colombia 2005.

§  VIÑAS, José María cmf y BERMEJO, Jesús, cmf.  “Autobiografía ” de San Antonio María Claret.   

RINCON CLARETIANO

Estaba yo muy atenta admirando lo que pasaba y me parecía iba leyendo la Ley Santa del Señor; pero sin ver ningún libro, ni letras, la veía escrita, y la entendía tan bien que parecía se imprimía en mi alma; pero de un modo muy particular el libro de los Santos Evangelios, que hasta entonces yo nunca había leído ni tampoco la Sagrada Escritura, y después que por la gracia de Dios he leído alguna cosa, lo he visto escrito a la letra como entonces me lo enseñó Nuestro Señor desde el Árbol Santo de la Cruz, que de su santísima boca me parecía salían las palabras que yo entendí. (María Antonia París, Fundadora de las Misioneras Claretianas. Autobiografía  5).

Desde un principio me encantó el estilo de Jesucristo en su predicación. ¡Qué semejanzas! ¡Qué parábolas! Yo me propuse imitarle con comparaciones, símiles y estilo sencillo. ¡Qué persecuciones!... Fue puesto por signo de contradicción, fue perseguido en su doctrina, en sus obras y en su persona, hasta quitarle la vida a fuerza de denuestos y de tormentos e insultos, sufriendo la más bochornosa y dolorosa (muerte) que puede sufrirse sobre la tierra. . (St. Antonio María Claret, Fundador de las Misioneras Claretianas, Autobiografía 222)

Monday, February 23, 2015

SEGUNDO DOMINGO DE CUARESMA – 2015

 
«  En el primer domingo  nos recuerdan las tentaciones de Jesús, para que contemplemos su vulnerabilidad como miembro de la raza humana

«  Y en el segundo domingo  estamos invitados a contemplar su glorificación, su ser divino.

«  Necesitamos meditar y contemplar ambas realidades para poder seguir al Señor incondicionalmente.   

PRIMERA LECTURA – Gen 22,1-2.9.10-13.15-18.
Ø   Con este relato del sacrificio de Isaac, termina el ciclo de Abraham.   Relato escalofriante y que suscita un sinfín de preguntas, tal vez porque hemos tenido la tendencia de leerlo literalmente, de una manera fundamentalista.

Ø  De acuerdo a un comentarista el autor bíblico usa una leyenda para darnos un mensaje sobre el significado de la fe, sobre el valor de la vida y que Dios es el Dios de la vida que no quiere sacrificios humanos. Una leyenda que va bien con la vida y comportamiento de Abraham.

Ø  Otro comentarista piensa que Abraham en su proceso de ir conociendo al Dios que le ha hablado, llamado y hecho las promesas, desea ofrecerle lo mejor que tiene, aunque esto comporte que las promesas no podrán hacerse realidad, o más bien creer que Dios proveerá.

Ø  Un tercer comentario nos dice que la narración se refiere a un creyente que descubre a través del camino tortuoso del silencio divino la promesa de una salvación total.  

Ø  En el Antiguo Testamento se nos presenta a Dios muchas veces de manera contradictoria, pues unas veces parece que tienen mucha ternura y otras mucho rigor. O que promete y luego pide algo contrario.

Ø  La verdad es que no es Dios quien es ambivalente, sino la fe del ser humano que en su proceso de crecimiento va descubriendo a Dios poco a poco; y esto los autores sagrados lo reflejan en sus escritos, ya que tenemos escritos de muchas épocas diferentes.   La Biblia es en realidad el relato de Dios que busca al hombre, y la respuesta lenta y a veces contradictoria del hombre.

Ø  Tratemos de sacar para alimentar nuestra fe, algo de la  gran riqueza teológica de este texto. 

Ø  Abraham no tiene ya a Ismael, pues ha enviado a la madre y al hijo fuera de su casa. La garantía de tener descendientes radica ahora en Isaac.

Ø  Abraham entiende, o cree que Dios lo llama y responde prontamente en obediencia “Aquí estoy”.

Ø  Piensa que Dios  le pide que le devuelva el hijo que un día le dio.  Y se dispone a ejecutar lo que cree es la voluntad de Dios.

Ø  Pero esto comportará que las promesas no se harán realidad pues no habrá descendencia, ni tierra, ni promesas. Todo se habrá terminado.

Ø  Abraham perderá todo cuanto ha sido el sostén de su fe, y se lanza en plena oscuridad a realizar lo que cree es la voluntad de Dios, y será así de verdad el padre de los creyentes de todos los tiempos, que confiarán a pesar de no ver, que esperarán contra toda esperanza.

Ø  Dios detiene el brazo de Abraham. Dios condena los sacrificios de niños o de cualquier ser humano.

Ø  Abraham, movido por Dios, no sacrifica al hijo y en su lugar sacrifica un carnero.

Ø  El pueblo de Israel probablemente influenciado por este relato entendió siempre que el primogénito le pertenece a Yahvé y por eso lo rescata con un  sacrificio, el cordero pascual en la noche de Pascua. De la misma forma que Abraham ofrece en sacrificio al carnero en lugar del hijo. Recordemos también  la presentación de Jesús en el Templo, ofrecen dos tórtolas y dos pichones como rescate del hijo.

Ø  Estamos llamados a vivir nuestra fe, nuestra relación de intimidad con Dios en todas las situaciones de nuestra vida, en las que son luminosas y en las que la oscuridad es tal que parece que no queda nada y que estamos solos ante el abismo. Este es el momento del amor incondicional, la fe sin ver, sin luz. Es ciertamente el momento más luminoso de nuestra vida.

Ø  Abraham entiende que Dios no quiere que  se sacrifique ningún ser humano. La  felicidad que experimenta al detener Dios su mano,  me parece se expresa en las frases que leemos “Por haber hecho esto y no haberme negado a tu único hijo… porque me has obedecido…

Ø  Les pongo a continuación algo que he leído en un comentario sobre esta lectura y que me ha parecido sumamente interesante y explicativo. En su libro Según las Escrituras  pone un comentario de  este pasaje hecho por el filósofo danés S. Kierkegaard en su obra Temor y Temblor:

“Cuando el niño debe ser destetado, la madre se tiñe de negro el seno. Sería cruel si el seno siguiera siendo deseable cuando el niño ya no puede apegarse a él. Así, el niño cree que el seno ha cambiado. Pero en realidad la madre es siempre la misma y su mirada está llena de ternura y de amor precisamente en ese momento en el que se separa de si al niño para ayudarlo a crecer.” 

Ø  Hay dos puntos importantes en este episodio, la fe de Abraham, la llamada a la fe confiada en Yahvé y el nombre del monte “el Señor provee” que sigue siendo una confesión de fe incondicional en el Dios de las promesas.

Ø  ¿Cuál es nuestro Isaac? ¿Estamos dispuestos a entregárselo al Señor? ¿Aunque esto comporte un cambio radical en nuestra vida?  O ¿aceptar una oscuridad a la que tenemos miedo porque en ella pensamos que el Señor no está?   

SALMO RESPONSORIAL 116,10.15.16-17.18-19

CAMINARÉ EN LA PRESENCIA DEL SEÑOR, EN EL PAÍS DE LA VIDA.
Tenía confianza, incluso cuando dije:
«¡Qué grande es mi desgracia!».
¡Qué penosa es para el Señor
la muerte de sus amigos! 

Yo, Señor, soy tu servidor,
tu servidor, lo mismo que mi madre:
por eso rompiste mis cadenas.
Te ofreceré un sacrificio de alabanza,
e invocaré el nombre del Señor. 

Cumpliré mis votos al Señor,
en presencia de todo su pueblo,
en los atrios de la Casa del Señor,
en medio de ti, Jerusalén.

ü  Las palabras de la primera estrofa pueden reflejar los sentimientos que llenarían el corazón de Abraham cuando pensó que Dios le pedía a Isaac.

ü  En la segunda estrofa, el autor se declara servidor y sigue diciendo que Dios rompió sus cadenas. Sí el Señor rompió las cadenas, liberó a Abraham de su angustia al revelarle que no le pedía la vida de su hijo.

ü  Su reacción es de gozo y de agradecimiento “ofreceré un sacrificio de alabanza, invocaré su nombre”

ü  La consecuencia de todo esto es que cantará, vivirá con fidelidad su confianza en el Señor  en medio de la comunidad de fe. 

EVANGELIO DE MARCO 9,2-10
Ø  Seis días después del primer anuncio de su pasión Jesús se transfigura ante sus discípulos, como un anuncio de su gloriosa resurrección.

Ø  Los dos cuadros grandiosos que nos presenta la liturgia de este domingo se desarrollan en un monte. En la primera narración es el Monte Moria que la tradición posterior identificará simbólicamente con la colina del Templo de Jerusalén.

Ø  Moisés representa la LEY y Elías representa los PROFETAS (Las Escrituras de acuerdo a la fe de Israel está compuesta por la LEY Y LOS PROFETAS).

Ø  Jesús lleva consigo al monte a Pedro, Santiago y Juan que son los mismos que se llevará consigo cuando ore en agonía en el huerto. Estos hombres presencian su gloria y luego presenciarán su debilidad, su “derrota” humana. Serán pues los mejores testigos de que Jesús es Dios hecho hombre de verdad.

Ø  Pedro, como siempre habla por los otros. ¡Qué bueno es estar aquí! Estar en la gloria sin pasar por la oscuridad de la fe, de la cruz, del abandono. Pedro no desea que Jesús regrese al llano, mejor es estar aquí, nosotros haremos las tiendas necesarias.

Ø  Se oye de nuevo la voz del cielo que dice “Este es mi Hijo querido. Escúchenlo.”

Ø  En estas dos  ocasiones  se nos dice que la voz del Padre o la voz de lo alto dice que Jesús es “su Hijo”. Situaciones en que se nos recuerda la gloria de este hijo, que en la vida cotidiana pasa desapercibido o considerado como alguien común como todo ser humano: el bautismo (inicio de su vida ministerial), la transfiguración (en la mitad de su vida).  

Ø  La nube nos recuerda la nube que cubría la tienda del encuentro en el desierto. La nube que es el símbolo de la presencia de Dios. De la nube sale la voz, que atemoriza a los discípulos.

Ø  Pero al levantar los ojos no ven más que a Jesús.   

Ø  No digan a nadie, ¿por qué? Porque esto se entenderá solamente después de la resurrección, ahora no es el tiempo.  

Ø  Como los discípulos nosotros también deseamos estar en la gloria, en el gozo sin pasar por la oscuridad de la fe, por el camino difícil del seguimiento del Señor hasta la cruz.  

SEGUNDA LECTURA DE LA CARTA DE PABLO A LOS ROMANOS 8,31-34
*      Con este himno al amor de Dios Pablo concluye la sección central de su carta

*      La fe oscura de Abraham, en su camino hacia el monte Moria, el lugar del sacrificio del hijo, de todas sus esperanzas, es la fe confiada de este himno.

o   ¿Quién estará contra nosotros? ¿Quién nos acusará? ¿Quién nos condenará?

o   Si Dios con y por nosotros nada ni nadie nos puede dañar

*      Esta es la seguridad del creyente, aunque todo alrededor esté gritando otra cosa. Nada ni nadie nos separará de este amor incondicional de Dios en Cristo Jesús. 

BIBLIOGRAFÍA
  • GUILLÉN TORRALBA, Juan, “Génesis” en Comentario al Antiguo Testamento I. La Casa de la Biblia, Estella Navarra, 1997.
  • LA BIBLIA DE NUESTRO PUEBLO, comentarios de Luis Alonso Schökel. Misioneros Claretianos, 2010.
  • LOZANO, Juan Manuel, Escritos María Antonia París, Estudio crítico, “El Misionero Apostólico”.   Barcelona 1985.
  • RAVASI, GIANFRANCO. Según las Escrituras.  Doble Comentario de las lecturas del domingo. Año B.  San Pablo, Bogotá,Colombia 2005.
  • VIÑAS, José María cmf y BERMEJO, Jesús, cmf.  “Autobiografía ” de San Antonio María Claret.   
RINCON CLARETIANO
  Con tantos sinsabores iba Dios como preparándome para recibir la grande, la indecible alegría que había de inundar mi alma al llegar la Bula de Roma, que vino el 16 de julio de 1855, con tanta prontitud como yo esperaba y se la había dicho al Arzobispo siempre que me ponía tantas dificultades. Las luchas y peleas, lágrimas y suspiros que me cuesta la fundación de esta primera casa, sólo Dios que se complace en los suspiros de un corazón atribulado (por su amor), las sabe.

Cuando vino el real permiso de Madrid, para la fundación, entonces vieron el Arzobispo y el Provisor; el error que antes despreciaron como un aviso de una mujer ignorante y alucinada en su modo de pensar.

El Provisor vino a leerme el Real permiso, al locutorio, y sin parar la atención a las leyes, fijó el día para mi profesión, mas yo sin contradecirle me reía interiormente porque aunque yo no tengo letras, ya Dios me había dicho cómo habían de andar estas cosas, y estaba cierta que mi profesión dependía o había de venir de Roma, pero esto para el Provisor era una herejía. (María Antonia París, Fundadora de las Misioneras Claretianas, Autobiografía 202-204) 

También con el S. Provisor quitamos los muchos y gravísimos abusos que había en Capellanías. Y procuraba que las Capellanías que eran de derecho devoluto, que podía dar, siempre las daba a los hijos del país que eran buenos, que eran seminaristas internos y daban esperanzas de que con el tiempo serían buenos Curas.

Aumenté el número de Parroquias y dispuse que los Curas enseñasen la doctrina cristiana y que en todos los domingos predicasen o leyesen al pueblo.

Puse la Hermandad de la Doctrina Cristiana, y en un principio de hallarnos en la Isla, todos los Estudiantes tenían que enseñar la doctrina distribuidos en todas las Iglesias. En los domingos hacíamos procesiones de niños, y en los atrios o plazas de las Iglesias se paraba la procesión y se colocaban dos mesas, y encima de ellas subían dos niños y en alta y clara voz se preguntaba
n mutuamente. Y así los demás, y el pueblo, que se agrupaba con esta novedad, aprendía la doctrina cristiana, que tanto necesitaba. Visitaba siempre y en todas las poblaciones las escuelas de niños y de niñas y platicaba en ellas a los Maestros y Maestras y a los discípulos y discípulas.

Puse un convento de Monjas de la Enseñanza para las niñas [y] les compré una casa que me costó cerca [de] doce mil duros.(Antonio María Claret, Fundador de las Misioneras Claretianas, Autobiografía 558-561)