Sunday, February 19, 2017


OCTAVO   DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO - CICLO A – Febrero 26, 2017

ü  La primera lectura y el evangelio de hoy nos hablan de confiar en Dios.

ü  Ambos autores sagrados eligen unas imágenes de una ternura y belleza incomparables.

ü  Después de escuchar durante dos domingos consecutivos las exigencias de la Ley, ahora Jesús nos habla de dejarnos en las manos del Padre, que no sólo hace llover y salir el sol sobre buenos y malos, sino que cuida de todas sus criaturas incluso de las flores del campo y de los pájaros del cielo.

ü  Necesitamos oír esta palabra que nos invita a confiar,  después de haber oído el domingo pasado las exigencias de la Ley tal como Jesús nos la explica.

PRIMERA LECTURA  Is 49,14-15

El texto está tomado del Profeta “Segundo Isaías”. En la actividad de este profeta se distinguen dos momentos: el primero cc. 40-48 habla a los desterrados que deben emprender el camino de regreso,

El segundo 49-55 se refiere a los que han regresado, algunos no han encontrado la acogida que esperaban, pero  han permanecido fieles al Señor.

A esta parte del libro de Isaías se le llama también el Libro de la Consolación.  Consolación no sólo para el pueblo desterrado, pero también consolación para Jerusalén, cuya suerte cambia con la caída del poder de Babilonia.

v Isaías nos presenta a Sion, la ciudad santa, de manera personificada lamentándose de que “su Señor” se ha olvidado de ella, la ha abandonado.

v Y el Señor le responde con una imagen tan tierna que no deja lugar a dudas del amor tierno de su Señor, de su Dios.

v La ternura de la madre es lo que todos tenemos por seguro en nuestros primeros días, meses y años de vida.

v Sus brazos dan seguridad y paz al bebé, le aseguran de que no está solo o sola  ni abandonado.

v Pues así, dice el autor sagrado, que es el amor de Dios para con nosotros.

v Y añade algo más para darnos completa paz y seguridad y conquistar nuestro amor: Aunque una madre pudiese olvidad y abandonar el bebé concebido en sus entrañas Yo nunca te olvidaré.

v Nosotros necesitamos oír estas palabras, pero sobre todo creerlas y dejarnos en brazos de nuestro Dios, como un niño en brazos de su madre.

v Dios es presentado en diferentes partes de la Escritura bajo las imágenes de padre pero también de madre. De él recibimos los humanos, padres y madres,  la capacidad de tener amor y ternura.

SALMO RESPONSORIAL Sal 62, 2-3. 6-7. 8-9

R. (6a) Sólo en Dios he puesto mi confianza.
Sólo en Dios he puesto mi confianza,
porque de él vendrá el bien que espero.
El es mi refugio y mi defensa,
ya nada me inquietará.
R.
Sólo en Dios he puesto mi confianza.
Sólo Dios es mi esperanza,
mi confianza es el Señor:
es mi baluarte y firmeza,
es mi Dios y salvador.
R.
Sólo en Dios he puesto mi confianza.
De Dios viene mi salvación y mi gloria;
él es mi roca firme y mi refugio.
Confía siempre en él, pueblo mío,
y desahoga tu corazón en su presencia.
R. Sólo en Dios he puesto mi confianza.



*     Este salmo sigue con la misma tónica que la primera lectura y que el evangelio que veremos a continuación.

*     Dios es esperanza, salvación, refugio, roca salvadora.

*     Hay una invitación a confiar, a desahogar el corazón.

*     Todos necesitamos desahogar nuestro corazón en alguien, el autor sagrado nos dice que podemos hacerlo siempre con Dios, pues Él es nuestro refugio.



EVANGELIO, Mt 6,24-34

Ø  En nuestra lectura continuada del evangelio de Mateo, llegamos a una de las páginas más hermosas de la Escritura.

Ø  En la primera Isaías nos invitaba a confiar con la imagen tierna de la madre.

Ø  Mateo nos toma de la mano y nos lleva a mirar la creación que nos rodea con toda su belleza, y nos ayuda a caer en cuenta de lo que Dios está haciendo aquí y ahora;  y que tal vez nosotros damos por supuesto.

Ø  En los dos domingos pasados Mateo nos presentaba cómo Jesús enseña y descubre la verdad profunda y exigente de la Ley.

Ø  Empieza hoy diciéndonos que no podemos servir a dos señores a Dios y al dinero. Podríamos decir a Dios con mayúscula y a dios con minúscula es decir un ídolo, un dios falso.

Ø  Sigue luego una invitación a no preocuparnos y confiar

o   Nos invita a mirar nuestra vida, con todas sus necesidades, menciona las más básicas y luego nos pregunta: ¿qué es más importante la vida o la comida? o ¿la  ropa con que nos cubrimos?

o   Las aves no siembran, no recogen, ni guardan para después, sin embargo el Padre las alimenta.

o   Las flores del campo, no las flores que destacan y que ponemos para adornar nuestras mesas, casas, iglesias, banquetes…. no, sino las que pisamos, no miramos y no son objeto de venta.

o   Jesús nos invita a mirarlas, a ver qué hermosas son y, que no tejen ni hilan pero se visten mejor que Salomón, el Padre las viste.

o   Si Dios alimenta los pájaros y viste las flores ¿no hará mucho más con nosotros?

o   Y Jesús nos pregunta esto y nos dice a ti y a mi: “hombres/mujeres de poca fe”.  

o   No te angusties por el mañana cuando venga vendrá con sus propias dificultades y también con la presencia de Dios en nuestra vida.

Ø  Esta lectura no es una invitación a no hacer nada, sino a confiar

Ø  El trabajo no es solamente para proveer a nuestras necesidades, el trabajo es un derecho del ser humano llamado a ser co-creador con su Dios.

Ø  En el trabajo estamos llamados a desarrollar este don recibido, ser co-creadores, transformar la creación que Dios inició y continúa ahora con nuestra colaboración.

Ø  Por lo tanto esta lectura es una invitación a trabajar, a proveer, a hacer todo cuanto necesitamos hacer, pero sabiendo que hay un Padre que nos cuida con ternura de madre.

Ø  Otro tema que seguramente veremos en algún otro domingo, es el pecado de quienes convierten al ser humano de co-creador en instrumento de producción, privándole de su dignidad recibida de Dios. La dignidad de ser imagen del creador y por lo tanto con la capacidad de transformar la creación y no de ser usado como un objeto.

Ø  Y la primera parte de la lectura de hoy, “ servir a Dios y servir al dios dinero” suscita siempre en mi una pregunta que me golpea y no se ver la respuesta, o mejor dicho la veo, pero no sé como se hace. Mi preocupación no va dirigida principalmente a la sociedad, aunque también, sino a nosotros los seguidores de Jesús de cualquier tradición cristiana que seamos. ¿Cómo podemos llamarnos y querer ser sus seguidores, sin abrazar de todo corazón sus valores? Él nos ha explicado la Ley diciendo, pero yo les digo….. ¿Cómo podemos tener lujo en algunos de nuestros  templos, casas…  cuando los verdaderos templos de nuestro Padre Dios, los seres humanos, siguen muriendo de hambre, y  nos dicen que son un número  incontable, cómo es posible? No están lejos, algunos están bien cerca de nuestras casas, en nuestro mismo barrio.



SEGUNDA LECTURA 1Co 4,1-5

*     Pablo nos dice que nos comportemos como servidores de Cristo, y administradores de los misterios de Dios.

*     La Palabra que anunciamos, que compartimos, que profundizamos, que tratamos de interpretar, no es nuestra es del Señor.

*     Y por lo tanto en lo que hago y lo que digo tengo que ser fiel, como dice Pablo, esto es lo que se espera de un administrador.

*     Continua Pablo diciendo que no le preocupa que lo juzguen, ni siquiera que su conciencia esté tranquila, porque quien juzga es el Señor.

*     Y sigue invitándonos a no juzgar, pues nosotros no sabemos toda la realidad de nada ni de nadie, sólo el Señor lo sabe y a su tiempo lo revelará.

*     Cumplamos el precepto del Señor “ámense….” Y dejemos de criticarnos “no juzguen”.



RINCON CLARETIANO  




Oh Señor y Dios mío! Cuán grande es vuestra bondad! Cuán infinita vuestra misericordia!... ¿Quién, Señor, sino vuestra abrasada caridad sufriría tantos desprecios?... tantas indignidades?... tantas profanaciones?... Y de quién, Redentor mío sois tan ultrajado? Ah!!! Vuestros hijos, Dios mío los hijos predilectos de la Santa Iglesia! Los Sacerdotes del Señor han pisado las leyes más sagradas, poniendo debajo de sus pies a nuestra Santa Madre la Iglesia!!! Por esto no hay fe! No hay caridad en la tierra!... Oh Jesús mío! Enviad un rayo de vuestra divina luz y alumbrad toda la tierra, especialmente Señor mío iluminad a todos los Prelados de la Iglesia; romped, Señor este velo de la vanidad mundana, y hacedles ver con ojos despreocupados los deberes de su estado según Vuestra Santísima Ley.

Debe el Obispo en la santa visita repartir el pan de la Divina Palabra; no excuse el confesar, entrañe en el corazón de todos la Ley Santa del Señor; enseñe por palabra y obra el cumplimiento de los Mandamientos Divinos. (Venerable María Antonia París, Fundadora de las Misioneras Claretianas, Puntos para la Reforma de la Iglesia  32-33)

Bases de buen gobierno

El gobierno de un buen Prelado ha de tener por bases las siguientes virtudes: 1ª La humildad, porque con esta virtud se agrada a Dios, y a los humildes les da la gracia y el don de gobernar bien. La mansedumbre, y con ésta se agrada a los hombres, como lo hizo Moisés y así es como se conquistan los corazones. 3ª La paciencia, y con ella se posee su propia alma y la de los feligreses; disimulando a veces, según aquel proverbio que dice: “quien no sabe disimular, no sabe reinar”. Escuchando a las gentes en sus cuitas y pretensiones, aunque sean imprudentes; si se puede consolarles se les concede lo que piden, y si no es posible, con buen modo se les desengaña, pero nunca se les despide con enfado y de mal modo.

Medios para alcanzar el don de gobierno

El Prelado, para alcanzar el don de gobierno, se ha de valer de los medios siguientes:
1º Es la oración, como hizo Salomón.
Este es el medio primero y más eficaz para alcanzar de Dios la gracia de gobernar bien. 2° Es la imitación de Jesucristo, Pastor y Obispo de nuestras almas, como lo llama San Pedro; la imitación de los santos Apóstoles y de los Santos Prelados, tomando alguno por especial patrón o modelo en el episcopado, como San Francisco de Sales, San Carlos Borromeo, Santo Tomás de Villanueva, el Beato Juan de Ribera, San Ligorio, el venerable D. Pedro de Castro; y leer sus vidas escritas por extenso. Es el consejo, no de cualquiera, sino de hombres sabios, prudentes y benévolos. 4° El estudio e informaciones, y nunca jamás precipitarse, y dar la corrección a su tiempo y del modo debido. (San Antonio María Claret, Fundador de las Misioneras Claretianas, Apuntes de un Plan para conservar la hermosura de la Iglesia: Sobre el Buen Gobierno).   

BIBLIOGRAFÍA

CLARET, Antonio María Claret,  Apuntes de un Plan para conservar la hermosura de la Iglesia.

PARIS, María Antonia, “Puntos para la Reforma de la Iglesia”.  

LA BIBLIA, traducción tomada de la página web del Vaticano.

SAGRADA BIBLIA,  versión oficial de la Conferencia Episcopal Española.   

     

Sunday, February 12, 2017


VII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO – CICLO A – 2/12/2017

En los evangelios de las dos ultimas semanas el Señor nos ha dicho que

ü  estamos llamados a ser sal y luz.

ü  Nuestra felicidad está en obedecer, seguir la Ley del Señor

Hoy el Señor nos llama a la santidad de vida, para ser como el Padre, ser hijos de nuestro Padre Dios. 

PRIMERA LECTURA – Lv 19,1-2. 17-18

Ø  Este libro se llama en hebreo Wayyiqrá = “y Llamó…”

o   Los griegos le dieron el nombre de levítico

o   Porque el libro está dedicado a explicar el culto a Dios y el culto era dado por los sacerdotes, y todos eran descendientes de la tribu de Leví

Ø  En el libro se habla de los diferentes sacrificios que se ofrecerán a Yavé

o   Todo sacrificio se realiza en honor del Señor, es un reconocimiento de los derechos de Dios sobre la sangre ofrecida

o   La sangre es la vida, y solo Dios es autor y Señor de la vida

Ø  En este libro se habla también de la ley de santidad, y esto nos conecta con el evangelio

o   El Señor recuerda a su pueblo todas las maravillas realizadas en el desierto

o   Y le pide que guarde la ley, no tanto porque Dios es poderoso y puede exigirnos,

o   Sino en agradecimiento de todo cuanto hace por nosotros.

Lectura de este domingo

v Habla a la asamblea de Israel y diles que sean santos porque Yo, el Señor su Dios soy santo

v Parece una consecuencia lógica de lo que leemos en Genesis 1,27 cuando Dios crea al hombre. Lo crea a su imagen y semejanza, y esto es lo que Dios le dice a Moisés que todos como pueblo y cada uno como individuo sea santo, trabaje en llegar a ser la verdadera imagen que ya es de Dios.

v En que consiste esta santidad 

o   No odiarás a tu hermano o hermana

o   Si le tienes que decir que algo no te agrada porque está mal, no por eso dejarás de amarlo, se lo dirás precisamente porque le amas. Esto lo experimentamos en cuanto a Dios cada uno de nosotros en nuestro corazón, el remordimiento me dice que he hecho mal, pero al mismo tiempo me siento amado y cuidado incondicionalmente por el Padre Dios.

o   No tomes venganza, no guardes rencor en tu corazón

o   Ama a tu prójimo

v Y todo esto te obliga y compromete porque Yo soy el Señor.



SALMO Responsorial   103:1-2, 3-4, 8, 10, 12-13
R. (8a) El Señor es compasivo y misericordioso.
Bendice al Señor, alma mía,
que todo mi ser bendiga su santo nombre.
Bendice al Señor, alma mía,
y no te olvides de sus beneficios.
R.
El Señor es compasivo y misericordioso.
El Señor perdona tus pecados
y cura tus enfermedades;
él rescata tu vida del sepulcro
y te colma de amor y de ternura.
R.
El Señor es compasivo y misericordioso.
El Señor es compasivo y misericordioso,
lento para enojarse y generoso para perdonar.
No nos trata como merecen nuestras culpas,
ni nos paga según nuestros pecados.
R.
El Señor es compasivo y misericordioso.
Como dista el oriente del ocaso,
así aleja de nosotros nuestros delitos;
como un padre es compasivo con sus hijos,
así es compasivo el Señor con quien lo ama.
R. El Señor es compasivo y misericordioso.



*     El salmo de este domingo pertenece a los salmos de alabanza

*     Es una invitación a bendecir “decir bien” alabar a Dios por cuanto ha hecho y hace por cada uno de nosotros, y a no olvidarnos de sus beneficios, sus regalos.

*     El nos perdona, nos sana completamente si le dejamos hacer

*     Es compasivo, tarda en enojarse y es fácil en perdonar

*     Aleja de nosotros nuestros delitos y es padre compasivo con cada uno de nosotros

*     Lo que el salmo nos dice de Dios corresponde a lo que el Levítico nos decía en cuanto a la santidad a que estamos llamados.

EVANGELIO Mt 5,38-48

·       Jesús que nos ha dicho que ha venido a dar plenitud a la ley nos explica ahora como, y al mismo tiempo nos llama a vivir  de la manera en que El nos explica el significado verdadero de la ley. Por eso dice “han oido que se dijo… pero yo….”

·       No guardemos rencor,  caminemos la milla extra…, sirvamos y ayudemos siempre aunque nos hayan ofendido,

·       No busquemos venganza de ninguna clase

·       Da al que te pide y  al que te presta, no vuelvas la cara a quien necesita algo de ti

·       Ama a tu prójimo y ama también a tu enemigo.

·       Sólo así seremos hijos de nuestro Padre del cielo

o   Él hace salir el sol sobre malos y buenos

o   Y llover sobre justos e injustos

·       Jesús nos invita a amar a todos, a “saludar” a todos sin cerrarnos ante nadie.

SEGUNDA LECTURA  2 Co 1,18-22

o   Pablo envió una primera carta a la comunidad de Corinto, pero no consiguió los efectos que se esperaba.

o   La situación se fue deteriorando, especialmente al llegar cristianos extraños a la comunidad

o   Entonces Pablo antes de ir él en persona, envió a Timoteo para que calmara los ánimos.

o   Al ver que tampoco así se calmaban los ánimos escribió una carta muy fuerte y que Pablo dice escribió con lágrimas, y luego envió a Tito, que ya había estado antes en la comunidad para recoger la colecta para la iglesia de Jerusalén

o   Los buenos resultados de la embajada de Tito y las buenas noticias que éste le trajo animaron a Pablo a escribir la presente carta a la comunidad.

Lectura de este domingo

v Somos templo de Dios, el templo es santo, así nosotros también como dice Pablo.

Podemos actuar sin seguir  la santidad a la que  somos llamados,  pero se nos ha dado la posibilidad de serlo. En nuestras manos está dejar que el Señor nos transforme en Él.

v Si queremos de verdad ser sabios, nos dice Pablo que nos hagamos locos para el mundo, porque la sabiduría de este mundo es locura a los ojos de Dios. Con que frecuencia se repite esto, los sencillos, los humildes, los pobres , los niños son capaces de una sabiduría, un sentido común como le llamamos,  que confunde los sabios y entendidos. 

v Todo es nuestro, Dios nos lo ha dado, nosotros pertenecemos a Cristo y Cristo al Padre, en una palabra todo pertenece al Padre. Estamos llamados a llevar toda la creación a Dios nuestro Padre, a través de nuestra vida, dicho de otra manera, estamos llamados a colaborar con Cristo en la transformación de nuestro mundo en Reino de Dios.  



 RINCON CLARETIANO

Tendrán Seminarios en donde se deben criar a los jóvenes que se han de ordenar. Deben procurar por Maestros de estos jóvenes, sujetos muy temerosos de Dios, y por lo tanto celosos de su Santa Ley. Deben criarlos muy desprendidos de todo interés, no habiendo mío ni tuyo en todos los Seminarios; esto aun cuando ellos mismos hubieren de costear el gasto, y si alguno diere muestras de que más bien desea ordenarse por su bienestar, o para ayudar a su familia que para la gloria de Dios, no deberá ser ordenado; la codicia ha perdido la religión. La codicia le tiene el pie encima y no la deja respirar.

Importa mucho que el Pastor reúna su rebaño a lo menos una vez al mes, quiero decir al clero todo, y diríjales la Divina Palabra; hágales comprender la grandeza del estado sacerdotal, y enséñeles cómo deben cumplir la Ley Santa del Señor. Hágales ver la cuenta tan rigurosa que les pedirá Dios si no guardan sus Santos Mandamientos. Persuádales que por no considerar los hombres las obligaciones de su estado, pierden miserablemente sus cuerpos, y sus almas para siempre sin fin. (Venerable María Antonia París, Fundadora de las Misioneras Claretianas, Puntos para la Reforma de la Iglesia, 22 y 23)

El Prelado debe procurar los bienes corporales que pueda a sus feligreses, de la manera siguiente: 1º Visitar y socorrer a los pobres, enfermos y encarcelados . 2° Asistir, aunque estén sanos, a los pobres, a los huérfanos, viudas y ancianos, valiéndose de esa ocasión para que se instruyan en la religión y reciban los santos sacramentos. 3° Procurar que los huérfanos y abandonados tomen arte, oficio o estado, pensando que el Prelado es el padre de los pobres. Hospedar con gusto y alegría a los peregrinos, mayormente si son clérigos o religiosos, pensando que en la persona de ellos recibe al mismo Jesucristo.


Debe el Prelado procurar el bien espiritual a sus feligreses: 1º Con el pan de la divina palabra, por sí, y por medio de ministros idóneos. 2° Con la administración de los santos sacramentos, buen ejemplo y oración. 3° Con las visitas frecuentes de la diócesis, arrancando vicios y plantando virtudes. 4° Procurando desterrar y quemar los libros malos, dándoles o procurándoles buenos. Con funciones de religión, erecciones de cofradías, hermandades y demás cosas por este estilo
. (San Antonio María Claret, Fundador de las Misioneras Claretianas,  Apuntes de un Plan para conservar la hermosura de la Iglesia, Laicos).





Sunday, February 5, 2017


SEXTO  DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO - CICLO A - FEBRERO 12, 2017 
En este sexto domingo del tiempo ordinario el evangelio nos pone las palabras de Jesús respecto a la ley: Él ha venido para darle cumplimiento esto es plenitud.
LIBRO DEL SIRÁCIDE – ECLESIÁSTICO
El libro de Sirach se llama también libro del Eclesiástico o Sirácides.
Ø  Este libro pertenece a la literatura sapiencial del Antiguo Testamento
Ø  Los libros sapienciales son:
a.     Job
b.     Proverbios
c.      Ecclesiastés o Qohelet
d.     Ecclesiástico o Ben Sira
e.     Sabiduría.
Ø  El libro del Eclesiástico o de Ben Sira es considerado por los Judíos y Protestantes como libro Deuterocanónico( pertenecientes a la segunda(deutero) lista (canon). No lo incluyen en el Antiguo Testamento como revelación de Dios.  La Iglesia católica si lo incluye entre los libros del Antiguo Testamento y lo usa ampliamente en su liturgia.
Ø  Al principio del libro el nieto de Jesús explica como fue compuesto el libro por su abuelo. En el c.50 hacia el final del libro en los versículos 27-28 se dice que quien puso toda esta sabiduría junta fue Jesús, hijo (ben) Sirac.
Ø  Fue escrito alrededor del 180 antes de Cristo, en hebreo y traducido al griego por su nieto, ésta es la versión que tenemos ahora.
Texto para este domingo Sir 15,15-20
Ø  El mensaje de este domingo es acerca de la libertad que tenemos para escoger
Ø  De frente a los mandamientos y a todas las situaciones y realidades de la vida tenemos la libertad para escoger.
Ø   Podemos escoger vivir de acuerdo a los mandamientos y esto es salvación o podemos rechazarlos.
Ø  El Señor nos ha dado la libertad de elegir entre el fuego y el agua, entre el bien  y el mal, entre la vida y la muerte. 
Ø  Dice el autor sagrado que aquello que elijamos se nos dará. Dios respeta su creación, respeta la libertad que nos ha dado. Dios nos toma en serio.
Ø  Dios es sabio, poderoso y lo ve todo.
Ø  Sus ojos se posan sobre aquellos que le temen, y Dios entiende los hechos de los hombres
Ø  Dios no le obliga o manda a nadie hacer el mal o pecar.
Ø  Tema interesante el de este domingo, la Ley y la libertad humana.
Ø  La ley es para nuestro bien, pero si no la queremos se nos dará aquello que decidamos elegir.

SALMO RESPONSORIAL Sal 119, 1-2, 4-5, 17-18, 33-34
FELIZ QUIEN SIGUE LA LEY DEL SEÑOR  
Felices los que van por un camino intachable,
los que siguen la ley del Señor,
Felices los que cumplen sus prescripciones
y lo buscan de todo corazón
FELIZ QUIEN SIGUE LA LEY DEL SEÑOR  
Tú promulgaste tus mandamientos
para que se cumplieran íntegramente.
¡Ojalá yo me mantenga firme
en la observancia de tus preceptos!
FELIZ QUIEN SIGUE LA LEY DEL SEÑOR  
Sé bueno con tu servidor,
para que yo viva y pueda cumplir tu palabra.
Abre mis ojos,
para que contemple las maravillas de tu ley.
FELIZ QUIEN SIGUE LA LEY DEL SEÑOR  
Muéstrame, Señor, el camino de tus preceptos,
y yo los cumpliré a la perfección.
34 Instrúyeme, para que observe tu ley
y la cumpla de todo corazón.
FELIZ QUIEN SIGUE LA LEY DEL SEÑOR  

Ø  Este salmo, que es el más largo,  canta la belleza de la Ley del Señor.
Ø  Empieza diciendo que son felices los que siguen los caminos del Señor. En este camino Dios nos ha puesto los mandamientos para guiarnos y protegernos.
Ø  Los mandamientos fueron promulgados para ser observados, y el salmista desea ser fiel
Ø  Pide a Dios que le abra los ojos para contemplar las maravillas de su ley.
Ø  El último verso de hoy es una invocación al Señor pidiendo le muestre el camino de sus preceptos
Ø  Y también pide instrucción para poder observar la Ley y cumplirla de corazón
Ø  La ley para un israelita no son normas externas sino algo vital que llevamos dentro y nos da vida
EVANGELIO Mt 5,20-22a, 27-28, 33-34a, 37   
v Unos versículos antes de esta lectura Jesús dice que no ha venido para abolir la ley, sino para darle cumplimiento.
v Darle cumplimiento o llevarla a su plenitud es lo mismo. Sí el ha venido para que la ley sea una realidad en nuestra vida, para que la amemos y organicemos nuestras vidas de acuerdo a ella.    
v Y a continuación Jesús empieza a desvelar delante de nuestros ojos el verdadero significado de la ley, le da su cumplimiento, la lleva a su plenitud.
v  Veamos lo que nos dice y prestemos atención para poder nosotros vivir de acuerdo a lo que Jesús nos descubre de la Ley.   
v También les dice que si su justicia, su verdad, no es superior a la de los fariseos y escribas, no podrán ser parte del Reino, es decir de su proyecto.
v Los fariseos se distinguían por ser fieles cumplidores de la letra de la ley, pero no siempre se preocupaban de su verdadero significado.
v Jesús nos va a revelar el significado de algunas de estas leyes, ciertamente las que a él más le preocupan:
ü  Han oído que se dijo a sus antepasados "No matarás" Pero yo les digo quien se enoja con su hermano será sometido a juicio.
            Hay muchas formas de matar, a veces las no cruentas son las más dañinas
            Podemos con nuestras palabras, gestos,  miradas  dañar de tal manera la autoestima o el amor a si mismo de una persona que      viva sin entusiasmo, sin deseo de nada, considerándose una basura. Es decir estar muerto en vida.

ü  Han oído que se dijo "No cometerás adulterio"
Pero yo les digo que quien mira a una mujer con malos deseos ya cometió adulterio con ella en su corazón. El adulterio se comete con el corazón aun que no haya actos externos, pues es una infidelidad a la persona amada con quien me he comprometido, y es una mentira que digo con mi comportamiento.

ü  Han oído que se dijo "No hagan juramentos falso"
Pero yo les digo  no juren de ninguna manera, su hablar sea si o no.
Se nos ha dado la capacidad de hablar para decir o proclamar la verdad, y esto no solamente con palabras sino con la misma vida. Nuestra vida no puede desmentir lo que dicen nuestros labios.
Vemos que lo que Jesús hace es llevar la ley hacia lo profundo de nuestro ser, de lo exterior enviarla a lo interior. Y que del interior influya en nuestros comportamientos.  Es decir de un cumplimiento externo a veces falso pasar a una vida sincera y abierta sin mentira.


SEGUNDA LECTURA: 1Co 2,6-10

*     En los versículos que leímos la semana pasada Pablo decía que había decidido no conocer más que a Cristo y éste crucificado, sabiduría de Dios y necedad para los hombres que no le aman.
*     La Comunidad de Corinto está deseosa de encontrar la sabiduría  
*     Hoy Pablo nos dice que habla con sabiduría, una sabiduría que no es de este mundo, que ningún gobernante puede entender.
*     Si los gobernantes de este mundo hubiesen  conocido ésta sabiduría, que Dios da a todos, no hubiesen tratado a Jesús como lo trataron, hasta matarlo.
*     Cristo crucificado es la sabiduría de Dios
*     Y sigue diciendo que ni ojo vio, ni oído oyó lo que Dios ha preparado para aquellos que lo amamos.
*     Y termina diciendo algo bien interesante, esto nos lo ha revelado el Espíritu, porque el Espíritu conoce las profundidades de Dios. Creo que esta frase es una invitación a orar con ella para descubrir su riqueza.

 RINCON CLARETIANO 

Esto que a primera vista parecía a los Señores Obispos cosa de poco momento, es la única arma(la pobreza) con que deben defender la Ley Santa que deben predicar y entiendan que sin esto, todos sus trabajos serán infructuosos. Grandes cosas podría decir aquí del mucho aprecio que debe hacer un Prelado del ejemplo de su Divino Maestro, según me ha enseñado Dios, pero me parece temeridad grande, pues hablo con quien no soy digna de oír, y así me parece cumpliré con mi deber escribiendo puramente los puntos más esenciales que Su Divina Majestad me tiene marcados sin poder pasar por menos, sin faltar al mandato del Señor.

Deben pues los Señores Obispos después de reformar su persona y familia, ocuparse de lleno en repartir el pan de la Divina Palabra... (Venerable María Antonia París, Fundadora de las Misioneras Claretianas, Puntos para la Reforma de la Iglesia, 19 y 20).   

La predicación ha sido siempre considerada como la principal obligación de los Obispos, según el Concilio de Trento.  Y Jesucristo, que es nuestro modelo, nos dio ejemplo…  Un grande sabio de nuestros días ha dicho:

«La palabra divina ha sido, es y será siempre la reina del mundo».

«La palabra divina sacó de la nada todas las cosas».

«La palabra divina de Jesucristo rescató lo perdido»…

 Copiaré aquí las fulminantes palabras del apóstol San Pablo a Timoteo: «Te conjuro delante de Dios y de Jesucristo, que ha de juzgar vivos y muertos al tiempo de su venida y de su reino; predica la divina palabra oportuna e importunamente; reprende, ruega, exhorta con toda paciencia y doctrina. Porque vendrá tiempo en que los hombres no podrán sufrir la sana doctrina, sino que teniendo una comezón extremada de oír doctrinas que lisonjeen sus pasiones, recurrirán a una caterva de doctores propios para sus desordenados deseos, y cerrarán sus oídos a la verdad, y los aplicarán a las fábulas; tú, entretanto, vigila en todas las cosas del ministerio, soporta las aflicciones, desempeña el oficio de evangelista, cumple con todos los cargos de tu ministerio»  San Antonio María Claret, Fundador de las Misioneras Claretianas, Apuntes de un Plan para conservar la hermosura de la Iglesia  “Obligaciones de un Prelado”.

BIBLIOGRAFÍA

CLARET, Antonio María Claret,   Apuntes de un Plan para conservar la hermosura de la Iglesia .

PAGOLA, José A.   El camino abierto por Jesús. PPC 2012.

PARIS, María Antonia, “Puntos para la Reforma de la Iglesia”.

SCHÖKEL, Luis Alonso. Adaptación de textos y comentarios a la BIBLIA DE NUESTRO PUEBLO.