Sunday, September 14, 2014

XXV DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO - SEPTIEMBRE 21, 2014


ü  Hace dos domingos se nos invitaba al amor fraterno preocupándonos unos de los otros y así avisarnos con amor para nuestro bien mutuo.
ü  El domingo pasado  en  el evangelio que correspondía al XXIV domingo del tiempo ordinario hubiésemos escuchado la voz de Jesús invitándonos a perdonarnos setenta veces siete, siempre.  
ü  La celebración de la exaltación de la santa cruz, el domingo pasado, hace realidad en la cruz de Cristo este amor incondicional y siempre disponible de Dios.
ü  Hoy la parábola que nos cuenta Jesús en el evangelio de Mateo es otra forma de invitarnos a amar desinteresadamente como el Padre, representado en el amo de la viña, nos ama.    
 
PRIMERA LECTURA  Is 55,6-9
o   Este texto de hoy está tomado del libro del Segundo Isaías, o Deutero-Isaías, llamado también libro de la consolación.
o   El texto es de una gran belleza, y reconforta el corazón.
o   Busquen al Señor mientras lo pueden encontrar, mientras él se deja encontrar.
o   Imagen del padre o madre que juega con su pequeño; imagen también del amado o amada que se deja buscar y encontrar por la persona amada.
o   Sigue una invitación a dejar el mal, a cambiar, para volver al Señor que es generoso y perdona.
o   Y aquí el profeta, voz de Dios, nos dice palabras que ha oído de Dios: mis pensamientos no son los suyos, mis caminos están muy por encima de los suyos.
o   Mis pensamientos son generosos, no mezquinos como los de ustedes.
o   El Señor es todo misericordia, perdón, compasión, amor tierno.
o   Sus pensamientos no nos juzgan negativamente, sino para salvarnos. En cambio nosotros juzgamos a nuestros semejantes para condenarlos sin misericordia en nuestro corazón y con nuestra lengua y,  sin darnos cuenta de quienes somos de verdad. 
 
SALMO RESPONSORIAL Sal 145,2-3; 8-9;17-18
 
EL SEÑOR ESTÁ CERCA DE TODOS LOS QUE LO INVOCAN
Día tras día te bendeciré,
y alabaré tu Nombre sin cesar.
¡Grande es el Señor y muy digno de alabanza:
su grandeza es insondable!
 
El Señor es bondadoso y compasivo,
lento para enojarse y de gran misericordia;
el Señor es bueno con todos
y tiene compasión de todas sus criaturas.
 
El Señor es justo en todos sus caminos
y bondadoso en todas sus acciones.
El Señor está cerca de aquellos que lo invocan,
de aquellos que lo invocan de verdad
 
*      Este salmo canta la bondad de Dios
*      Es una respuesta de oración adecuada al texto de Isaías donde se nos habla de cuan bueno es Dios para con todos.
*      ¿No sentimos el deseo de ser nosotros como Él?
*      Para que junto con él podamos transformar este mundo y nuestras comunidades  llenándolos de amor y compasión.  
 
EVANGELIO Mt 20,1-16a
Ø  Al terminar el capítulo 19 leemos que los primeros serán últimos y los últimos primeros.
Ø  Luego al empezar el capítulo 20 Mateo nos cuenta esta parábola que un día Jesús les contara. 
Ø  Y esta parábola es una semejanza de lo que es el Reino en si, en su esencia.
Ø  Es como un hacendado que tiene una viña y necesita que haya quienes quieran trabajarla, quieran cosechar las uvas que ya probablemente  están maduras.
Ø  Seguramente que esta imagen de los hombres que están esperando que alguien les de trabajo, es algo que era usual allá en Palestina, Jesús lo habría visto muchas veces.
Ø  Todavía hoy, en muchos sitios, tal vez en todos, las gentes que buscan trabajo se reúnen en un lugar determinado, conocido también por los que tienen trabajo para dar.   
Ø  Según parece este patrono sale a primera hora, a segunda, a tercera…. hasta la última hora.
Ø  Sigue saliendo, no nos dice el Señor si es que necesitaba tantos obreros, o porque quería ser bueno y dar  empleo a todos, para que nadie se quedara desocupado.
Ø  ¿Nadie les ha dado empleo? Nadie. Vayan a mi viña, les pagaré lo que es justo.
Ø  Todos van, algunos trabajan todo el día otros casi nada pues son llamados a la última hora.
Ø  La gran sorpresa para todos, para aquellos hombres, para  los discípulos de Jesús y también para nosotros es lo que pasa a la hora de recibir la paga.
Ø  Empieza por los últimos y dales un denario a cada uno, a todos por igual…
Ø  ¡Qué es esto! ¡Qué injusticia tan grande! Si unos han trabajado todo el día y otros casi nada….
Ø  Amigo, si yo quiero ser bueno, ¿acaso no puedo hacer lo que quiera de lo mío? Acepta lo que es justo que en esto nos ajustamos.
Ø  ¿Por qué es justo este pago?
o   Así lo convinieron
o   Pero si pasamos a nuestra vida de relación con el Señor, que es a lo que la parábola nos lleva
§  La llamada, la misión y la recompensa en la vida eterna  son totalmente gratuitas y dependen de la voluntad amorosa de nuestro Dios
§  Dios nos ama a todos por igual, nos crea a todos por igual y nos redime a todos por igual.
§  Digo crea y redime, porque son dos realidades que son presentes y siguen a lo largo de la historia, no están en el pasado, sino en el presente. Nos crea continuamente, nos salva continuamente…
§  La paga es Dios mismo, y Dios no se puede dividir ni hacer partes, la paga es de tal condición que no es más que una, no importa cuanto hayas trabajado.
§  La paga extra para los que han trabajado más tiempo, es la misma posibilidad de haber podido trabajar más tiempo, y bienaventurado, bienaventurada  quien ha podido trabajar desde su más tierna infancia, desde el hogar de los suyos.
§  La paga no depende de nosotros, porque no merecemos ninguna paga, sino que depende de la voluntad amorosa de nuestro Dios que no tiene obligación de pagarnos nada.
§  Cuando hayan hecho todo cuanto tenían que hacer, digan siervos inútiles somos, hicimos lo que teníamos que hacer.
§  ¿Creen ustedes que el amo de casa alabará al criado que ha cumplido con su obligación?
o   Esta es para mi la parábola más interesante y entusiasmante de las que el Señor nos ha contado, en ella no entran nuestras categorías humanas, nuestros cálculos interesados, nuestra supuesta justicia, que  no lo es.
o   Mis pensamiento y  mis caminos  están bien lejos de los de ustedes, Yo pienso y actúo de manera muy diferente a la de ustedes, pero ustedes necesitan aprender de mi.
 
SEGUNDA LECTURA   Flp 1,20c-24,27a
Ø  La comunidad de Filipo fue una comunidad muy querida por Pablo, y ellos también lo quisieron, parece que este amor y amistad era mutuo.
Ø  Esta carta pertenece al grupo de cartas escritas en la cautividad.
Ø  Como Pablo estuvo preso en dos ocasiones diferentes Cesarea y Roma, y luego en otras partes  la fecha depende de donde haya sido escrita. El espacio entre ambas cárceles  es de unos 10 años aproximadamente: Cesarea y Roma en los inicios de los 60 mientras que si es otra parte sería en los 50.
Ø  La carta es corta, llena de afecto. Está dirigida a la primera comunidad que Pablo evangelizó en Europa, de allí su gran cariño por ella.
Ø  Contiene
o   una joya teológica: el himno cristológico,
o   notas autobiográficas de Pablo
o   la organización de la iglesia: obispos, diáconos
o   La afirmación de Pablo del encuentro del creyente con Cristo después de la muerte
o   La colaboración económica de esta comunidad, es algo novedoso también, ya que Pablo se resistía a recibir retribución por sus trabajos apostólicos.
 
Veamos el contenido de la lectura de hoy
v  Cristo será glorificado tanto si vivo como si muero
v  Porque mi vida es Cristo, y considero mi muerte una ganancia
v  Pablo no sabe qué escoger, si seguir viviendo para servir a la comunidad, o si morir para  irse con el Señor. Dice que su corazón está dividido entre estos dos deseos.
v  Ojalá que nuestro amor sea tal que también nosotros experimentemos esta lucha entre estos dos deseos, estar para siempre con el Señor o permanecer por más tiempo aquí para servir a nuestros hermanos y hermanas.
v  El texto de hoy termina con una invitación a comportarse de una manera digna del evangelio de Cristo.
v  Invitación que no es sólo para la comunidad de Filipo, es una invitación a nuestras comunidades y a cada uno de nosotros.
 
 
RINCON CLARETIANO   
 
En el tiempo que estuvimos en casa de nuestros buenos hospederos se evitaron muchos pecados que se cometían, tal vez por ignorancia en la guarda de los mandamientos de la Santa Iglesia, especialmente en los días de la Semana Santa; de lo que me ha dado las gracias Nuestro Señor de haberlo corregido con tanta suavidad y prudencia (que ésta me ha dado Dios por su misericordia infinita) quedando esta buena gente muy contentos y convencidos. Nos llevaban en palmas en esta isla, y decían que les amargaba la satisfacción que sentían el recuerdo de nuestra temprana marcha. Sucedió un caso muy gracioso que no quiero pasar en silencio, pues tantos he contado de tristes. Y fue que el Miércoles Santo corrió la voz que iríamos a la iglesia a cantar maitines, y se llenó la iglesia de gente esperando, según nos dijeron hasta la noche, el canto de las monjas, hasta que el Capitán, que fue nuestro segundo Ángel de la Guarda, los desengañó. Con tantas mercedes me pagaba Dios un poquito de tribulación que padecía por su amor. Bendita sea tanta bondad. Venerable María Antonia París, Fundadora de las Misioneras Claretianas, Autobiografía 156.
 
De Puerto Príncipe pasé a Nuevitas, en que también hicimos Misión, en el Baga, y San Miguel, San Jerónimo, y luego volvimos a Puerto Príncipe, en que estuvimos por las fiestas de Navidad; cantamos Maitines y Misas del Gallo con toda solemnidad en la Iglesia de la Soledad. Aquí cayó enfermo del vómito D. Antonio Barjau; llegó muy mal, pero se curó perfectísimamente, gracias a Dios. Fuimos misionando, confirmando y visitando hasta la semana de Pasión, que de parroquia en parroquia llegamos a Cuba; hicimos todas las funciones de Semana Santa con grande solemnidad, ensayando bien antes a todos los sacerdotes que habían de funcionar en los santos Oleos y demás.
A los últimos de abril yo salí de Santiago y me dirigí a la Ciudad de Manzanillo con dos sacerdotes, y los demás todos iban misionando en diferentes puntos. En Manzanillo empecé por el mes de mayo; predicaba cada día y con mucha frecuencia. Sin saber cómo, predicando [se] me escapa[ba] la expresión [de] que dentro [de] poco vendrían grandes terremotos. De Manzanillo pasamos a la parroquia de San Fructuoso, y en todas partes se hacía lo mismo; se confesaba, predicaba, confirmaba y casaba. De aquí pasamos a la Ciudad de Bayamo; empecé la Misión, y también se hacía lo que en las demás poblaciones. Di ejercicios al Clero, predicaba todos los días, confesaba y confirmaba, hasta el día 20 de agosto de 1852, que a las 10 de la mañana, estando en la capilla del Sacramento o Dolores, sentí el terremoto, que se fue repitiendo todos los días.
San Antonio María Claret, Fundador de las Misioneras Claretianas, Autobiografía 527-28.
 
BIBLIOGRAFÍA
CLARET, Antonio María Claret, Autobiografía.
PAGOLA, José A.   El camino abierto por Jesús. PPC 2012
PARIS, María Antonia, Autobiografía
STOCK, Klemens. La Liturgia de la Palabra. Ciclo A (Mateo)  2007
LA BIBLIA, traducción tomada de la página web del Vaticano.
SAGRADA BIBLIA. Versión oficial de la Conferencia Episcopal Española.     

Tuesday, September 9, 2014

LA EXALTACIÓN DE LA SANTA CRUZ - SEPTIEMBRE 14, 2014


 
ü  La veneración pública de la Santa Cruz existe ya desde el S.IV cuando Santa Elena, la madre del emperador Constantino encontró la cruz en Jerusalén.
ü  La fiesta de hoy celebra el rescate de la cruz del poder de los persas en el S.VII.
ü  La Iglesia canta el triunfo de la cruz instrumento de nuestra salvación.
 
PRIMERA LECTURA  Nm 21,4b-9
o   Leemos en este libro que el pueblo de Israel caminando por el desierto, después de cruzar el mar hacia su libertad, ahora se siente agobiado por el cansancio, el hambre y la sed. 
o   Preguntan quejándose a Moisés y de alguna manera  esta queja va dirigida a Dios, ¿por qué nos sacaste del país de Egipto? allá podíamos comer y beber.
o   Por la clase de castigo que reciben entendemos cuan fuerte y grave era su queja contra Dios.
o   Unas serpientes muerden y quien es mordido muere.
o   Moisés hace su misión, intercede por el pueblo y Dios le pide que haga la serpiente de bronce y la ponga sobre un palo, quien la mire quedará curado
o   Siempre nos dicen que esto es la imagen de Cristo en la cruz, Él mismo usa esta imagen.
o   Moisés es imagen de Cristo el Hijo que habla con el Padre a favor nuestro.
o   La serpiente es también la imagen de la cruz donde Cristo clavado nos salva y redime de nuestros pecados.
 
SALMO RESPONSORIAL Sal 78,1bc-1. 34-35.36-37.38
 
NO TE OLVIDES DE LAS OBRAS DEL SEÑOR
Pueblo mío, escucha mi enseñanza,
presta atención a las palabras de mi boca:
yo voy a recitar un poema,
a revelar enigmas del pasado
 
Cuando los hacía morir, lo buscaban
y se volvían a él ansiosamente;
recordaban que Dios era su Roca,
y el Altísimo, su libertador.
 
Pero lo elogiaban de labios para afuera
y mentían con sus lenguas;
su corazón no era sincero con él
y no eran fieles a su alianza.
 
Pero él, que es compasivo,
los perdonaba en lugar de exterminarlos;
una y otra vez reprimió su enojo
y no dio rienda suelta a su furor:.
 
*      Este salmo canta la bondad y el perdón sin límites de Dios para con su pueblo.
*      Fruto de su amor incondicional hacia nosotros. Amor expresado en el perdón una y otra vez, repetido sin cansancio.  
*      Este amor expresado en Cristo crucificado, imagen y realidad del amor de Dios hacia todos nosotros.
*      ¿Por qué seguimos desconfiando, seguimos pecando, seguimos alejándonos?
*      Misterio éste del corazón humano.
 
EVANGELIO Jn 3,13-17 
Ø  Nadie ha subido al cielo, nadie conoce las cosas de arriba,  solamente el hijo que está en el regazo del Padre ha venido para revelárnoslas.  
Ø  El texto de esta conversación de Jesús con Nicodemo tiene una mención de lo que leemos en la primera lectura, la serpiente de bronce
Ø  Imagen de la cruz de Cristo, cumbre de la revelación del amor incondicional de Dios para nosotros, la cruz en donde se halla la salvación.
Ø  Dios ama tanto el mundo que nos ha dado a su hijo, para que quien crea en El no perezca, sino que tenga la vida eterna, la vida para siempre.
Ø  Dios no nos ha enviado a su Hijo para condenarnos, para condenar el mundo, sino para que podamos ser salvos por medio de Él
Ø  ¡Qué revelación tan consoladora! Dios, Trinidad, nos ama de tal manera que se entregan a nosotros para que podamos disfrutar y gozar de su vida, podamos llegar a ser su imagen plenamente.
Ø  ¡Qué duros somos nosotros para dejar que esta verdad, esta revelación, ciertamente en la fe, nos llene del mismo gozo que Cristo tiene, nos encienda con el fuego de su amor!
Ø  Él nos ama y nos ha dado repetidas pruebas de ello, no sólo en el pasado sino en nuestra vida actual, cada cual puede contar momentos de intervención de Dios en su vida para cambiarla, mejorarla, en  una palabra salvarla.
 
SEGUNDA LECTURA:  Flp 2,6-11
v  Jesús aunque era de condición divina quiso ser uno como nosotros y no se mostró como Dios sino como hombre en medio de nosotros.
v  Eligió una madre sencilla de un pueblo perdido en Israel y quiso ser el carpintero del pueblo como había sido su padre adoptivo, considerado por el pueblo como su padre.
v  Dice este poema tan bello de la carta a los filipenses, que se vacío y tomó la condición de esclavo
v  Sí nosotros somos esclavos de tantas ataduras, pero nos creemos dioses, al revés de lo que hizo el Hijo del Padre
v  La frase que dice haciéndose semejante a nosotros, y mostrándose en figura humana. Esta afirmación es tan hermosa, tan más allá de nuestra capacidad humana de captar la verdad, que creo nunca agotaremos esta reflexión y meditación sobre el contenido de esta revelación. Jesús es la imagen humana del Dios invisible que nos muestra como ser la imagen de Dios, ser el hijo aquí en la tierra.
v  Se hace obediente, es decir se hace ser humano, pues obediencia es escuchar y responder. El hombre que es vocación, llamado a la vida, responde a esta llamada con su vida diaria.  El Hijo escucha lo que el Padre le dice, y lo sigue, obedece.
v  Jesús el gran profeta que escucha las palabras que el Padre pronuncia en el seno de la Trinidad y las hace realidad, audibles aquí en la tierra para nosotros.
v  Hace esto incluso cuando esta fidelidad le comporta sufrimiento, humillación y muerte
v  Muerte que celebramos el viernes santo en la humillación del calvario, del fracaso de Jesús en la cruz, pero que es en realidad el gran triunfo del amor que ha inspirado a tantos hombres y mujeres a lo largo de los siglos a dar su vida por amor a Él y a los hermanos y hermanas.
v  Pero este fracaso aparente es en realidad el gran triunfo del amor, triunfo de Jesús. Dios le ha dado un nombre sobre todo nombre para que ante Él todos nos arrodillemos en adoración y en acción de gracias.
v  Y para que con admiración y sorpresa confesemos y cantemos que Jesús es el Señor para gloria de Dios Padre.
 
 
RINCON CLARETIANO
 
 Porque todavía no habíamos dado fondo en el Puerto, cuando se presentó S. con los mismos ofrecimientos que su amigo, pero sí lo había dado yo en el Corazón Santísimo de este tan Padre nuestro en quien tenía puesta toda mi confianza. ¡Oh, quien no tuviera otro padre en la tierra, para poseer las inmensas riquezas del cielo! Otras gracias me hizo Dios en esta isla de Lanzarote. Todas las fiestas de la Semana Santa fuimos a la iglesia, nos confesamos y comulgamos todos los días con mucha devoción y regalo que me hizo Nuestro Señor especialmente el Domingo de Ramos me hizo Nuestro Señor la gracia de darme mucho recogimiento y, iba pensando que en aquella hora que íbamos del buque a la población, sería poca diferencia la hora que Nuestro Señor Jesucristo se encaminaba desde Betania a Jerusalén con sus amados discípulos. En esta consideración iba yo muy embebida pensando lo que pasaría en el Corazón Santísimo de mi Divino Redentor, estando tan cercana su sacrosanta Pasión; y también me acordaba con mucho dolor de las lágrimas santísimas que lloró Nuestro Señor sobre aquella ingrata ciudad. Y andando con estas consideraciones y recogimiento, de repente me sentí tan real y verdadera la presencia de Nuestro Señor Jesucristo, que lo vi más claro con los ojos del alma, que si lo viera con los del cuerpo. Iba delante de mi; unas veces veía sólo a su Divina Majestad y otras veces lo vi acompañado de sus Apóstoles. Me parecía que me enseñaba el camino que había de andar. Esta visión duró hasta la población, dejándome muy contenta por haber disfrutado tan santa compañía. Todo el camino me manifestó Nuestro Señor señales de mucho agrado y amor. Venerable María Antonia París, Fundadora de las Misioneras Claretianas, Autobiografía 155.
 
Al llegar a Puerto Príncipe, la primera cosa [que] hice [fue dar] ejercicios al clero. A fin de no quedar las parroquias desprovistas, los hice en dos tandas, alquilé una casa grande, y en la misma casa en que vivía reuní de una vez veinte, y de otra diecinueve; y conmigo comían y vivían en la misma casa día y noche, y tenían el tiempo distribuido en lecturas, meditaciones, rezo del oficio divino y pláticas, que yo dirigía. Todos hicieron su confesión general, escribieron su plan de vida y todo se arregló.
Después del Clero me dirigí al pueblo, y a la vez se hacía Misión en tres puntos distintos para mayor comodidad de las gentes, pues que esta Ciudad tiene más de una legua de largo. Dispuse que D. Lorenzo San Martí y D. Antonio Barjau hicieran la Misión en la Iglesia de Nª Sª de la Caridad, que se halla en un extremo; en la de Santa Ana, que se halla en el extremo opuesto, la hiciera D. Manuel Vilaró, y yo me encargué de la Misión del centro en la Iglesia de Nª Sª de las Mercedes, que es la Iglesia más capaz de la Ciudad. Esta Misión duró dos rneses, agosto y septiembre; y nadie podrá explicar el fruto que se hizo, Dios medíante. También pasé la visita a las Parroquias, que son seis en la ciudad, y a las otras Iglesias.
San Antonio María Claret, Fundador de las Misioneras Claretianas, Autobiografía 525-26. 
BIBLIOGRAFÍA
CLARET, Antonio María Claret, Autobiografía.
PAGOLA, José A.   El camino abierto por Jesús. PPC 2012
PARIS, María Antonia, Autobiografía
STOCK, Klemens. La Liturgia de la Palabra. Ciclo A (Mateo)  2007
LA BIBLIA, traducción tomada de la página web del Vaticano.
SAGRADA BIBLIA. Versión oficial de la Conferencia Episcopal Española.